• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Horas antes de encontrar este artefacto, dos personas hirieron con impacto de bala a un guardia de seguridad del campus.

Horas antes de encontrar este artefacto, dos personas hirieron con impacto de bala a un guardia de seguridad del campus. | Foto: Captura reuters

Publicado 5 agosto 2015

El jefe de la policía de Oslo informó que luego de analizar el objeto, se determinó que probablemente no contenía explosivos.

La policía de Noruega retiró este miércoles un objeto con características de bomba, en la Facultad de Físicas en la Universidad de Oslo, mismo lugar donde horas antes, un guardia de seguridad fue tiroteado por dos personas, alrededor de 03H00 hora local (01H00 GMT).

En una conferencia de prensa, el jefe de la policía de Oslo, Johan Fredriksen, informó que luego de analizar el objeto, se determinó que probablemente no contenía explosivos, sin embargo, añadió que seguirá el análisis.

Asimismo, Fredriksen indicó que el artefacto estaba “obviamente diseñado para parecer una bomba y para crear miedo”.

Posterior a esto, la policía levantó el cordón con el que rodeó gran parte de la Universidad, y que afectó a cuatro edificios.

Vea también→ Noruega advierte sobre bombas ambientales en el Mar del Norte

Ataque al oficial

El jefe de la policía informó que se está investigando el atentado que se produjo en horas de la madrugada, cuando dos atacantes hirieron con impacto de bala a un guardia de seguridad en el campus Blindern de la Universidad de Oslo, y se dieron a la fuga.

Los asaltantes dispararon cinco balas de calibre 22, de las cuales una impactó al guardia en el pecho; sin embargo, el atacado sólo se encuentra herido levemente debido a que portaba un chaleco antibalas.

EL DATO: El guardia de seguridad portaba chaleco antibalas porque hace poco menos de un año se produjo un ataque con armas de fuego en el campus.

Según el testimonio del guardia, el hombre que disparó era blanco, de 1,75 metros de altura, hablaba inglés y llevaba una gorra roja y zapatos grises.

Se conoció que la policía empleó robots dirigidos a distancia en la detonación del artefacto sospechoso y hasta el lugar se desplazaron varias ambulancias y camiones de bomberos.

Además, la policía cerró temporalmente a aviones y drones un espacio aéreo de dos millas náuticas (3,7 kilómetros) de radio en torno a la facultad.

La policía ha iniciado una investigación criminal por intento de asesinato por el tiroteo del guarda y trabaja en base a las imágenes de las cámaras de seguridad.

 

Decenas de agentes peinaban la zona con perros especiales para intentar encontrar objetos personales de los agresores.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.