• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La líder kirchnerista aseguró que la única forma de parar la injusticia es "resistiendo, militando".

La líder kirchnerista aseguró que la única forma de parar la injusticia es "resistiendo, militando". | Foto: Ministerio de Cultura de Argentina

Publicado 3 septiembre 2016

Milagro Sala reclamó nuevamente su libertad, "no la prisión domiciliaria, de qué me sirve la domiciliaria si no voy a poder militar”. 

La dirigente social argentina y parlamentaria del Mercosur, Milagro Sala, realizó una nueva declaración desde la cárcel en Jujuy, donde se encuentra desde hace casi ocho meses. En una alocución a una radio, Sala aseguró que no se arrepiente “de ser peronista ni kirchnerista y si por eso es que me tienen detenida, que sigan para adelante”.

La líder del movimiento Tupac Amarú destacó la importancia de la Marcha Federal y añadió que “la única forma de para esto es resistiendo, militando”.

“Yo quiero mi libertad, no la prisión domiciliaria, de qué me sirve la domiciliaria si no voy a poder militar”, sentenció. 

>> Levantan incomunicación y aislamiento de activista Milagro Sala

Asimismo, marcó distancia de los casos del exsecretario de Obras Públicas  José López y del empresario Lázaro Báez, detenidos por corrupción.

“Todos nos meten en la misma bolsa, yo no soy ellos”, dijo la líder social.

En contexto

La parlamentaria del Mercado Común del Sur (Mercosur) se encuentra detenida desde el 16 de enero, acusada de fraude al Estado, asociación ilícita y extorsión en varias causas judiciales.

Una de esas causas investiga si la dirigente se quedó con 29 millones de pesos (2,1 millones de dólares) destinados a la construcción de viviendas sociales que debía realizar la Tupac Amaru. Sin embargo, el motivo de su encarcelamiento fue por una acción de protesta: el acampe en Plaza Belgrano ante la negativa de diálogo del gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales.

A juicio de activistas y defensores de los derechos humanos en Argentina, la detención de Sala es sinónimo de criminalización a la protesta y de corte político.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.