• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los niños sirios no se sienten seguros en la escuela ni jugando afuera de su propia casa.

Los niños sirios no se sienten seguros en la escuela ni jugando afuera de su propia casa. | Foto: storycentral.savethechildren.org.uk

Publicado 6 marzo 2017

El 78 por ciento de los niños sirios sienten dolor y tristeza extrema. Los bombardeos constantes afectan el habla de los menores y algunos piensan en suicidarse.

La organización Save the Children reveló en un informe que niños sirios tienen indicios de "estrés tóxico" y problemas de salud mental a causa del conflicto armado que lleva seis años. Los expertos advierten de un daño psicológico irreversible.

El "estrés tóxico" puede ocurrir cuando los niños experimentan una adversidad fuerte, frecuente o prolongada, como la violencia extrema que se produce en el conflicto de Siria. De acuerdo al informe, algunos niños intentan herirse y suicidarse.

La investigación,  hecha con 450 niños, adolescentes y adultos de Siria, reveló que el 84 por ciento de los adultos creen que los bombardeos en curso son la principal causa del estrés psicológico en la vida diaria de los menores.

El 50 por ciento de los niños dijo que nunca o rara vez se sienten seguros dentro de la escuela. Además, el 40 por ciento no se siente seguro jugando afuera de su propia casa.

Foto: Save the Children

El 88 por ciento de los adultos dicen que el comportamiento de los niños se ha vuelto más temeroso y nervioso a medida que continúa la guerra. Asimismo, el 71 por ciento de los niños se orina frecuentemente en la cama y en público involuntariamente.

La investigación descubrió que el 78 por ciento de los niños sienten dolor y tristeza extrema casi todo el tiempo y algunos siempre.

Los niños también presentan problemas del habla, incluso algunos han perdido la capacidad de hablar. Esto a causa de los bombardeos constantes, aseguraron los adultos.

Save the Children pidió a los actores del conflicto sirio no usar explosivos en áreas pobladas y no atacar escuelas y hospitales. También exigió permitir el acceso de ayuda humanitaria a todas las áreas y que los donantes hagan un nuevo compromiso global para apoyar con fondos programas de salud mental oara los niños en Siria.

El conflicto armado en Siria inició en 2011 y ha dejado entre 300.000 y 400.000 muertos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Las tropas gubernamentales sirias se enfrentan a grupos armados de oposición y a organizaciones terroristas como el Daesh y el Frente al Nusra. 

Los grupos terroristas y la oposición armada reciben entrenamiento y recursos de potencias occidentales que buscan derrocar el Gobierno constitucional de Bashar Al Assad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.