• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Uno de cada cinco infantes en la región está "severamente desnutrido", arrojó el informe de la organización.

Uno de cada cinco infantes en la región está "severamente desnutrido", arrojó el informe de la organización. | Foto: EFE

Publicado 20 octubre 2017

El autor del primer informe de la agencia para la infancia de las Naciones Unidas, Simon Ingram, aseguró que los niños de esta minoría musulmana viven un "infierno en la Tierra". 

Los niños representan el 58 por ciento de los refugiados que huyeron a la ciudad bengalí de Cox's Bazar en las últimas ocho semanas, señaló el primer informe de la agencia para la infancia de Naciones Unidas (Unicef) sobre los rohinyás.

La organización enfatizó que los infantes viven "el infierno en la Tierra" en campamentos repletos de refugiados y en condiciones precarias en el vecino Bangladesh.

"Muchos niños refugiados rohinyás en Bangladesh presenciaron atrocidades en Myanmar que ningún niño debería ver y todos sufrieron terribles pérdidas", lamentó el director ejecutivo de la agencia en un comunicado.

Niños de la minoría musulmana rohinyá esperan recibir alimentos en el campamento de Palonkhali, en Coxs Bazar. EFE

Por su parte, Simon Ingram, el autor del informe de Unicef denominado "Parias y desesperados: niños refugiados rohinyás frente a un peligroso futuro", informó que uno de cada cinco niños en la región están "severamente desnutridos".

Ingram advirtió sobre las amenazas que representan los traficantes de personas y otros grupos que podrían explotar a los menores en zonas de refugiados. 

"Estos niños se sienten abandonados, apartados y sin medios para hallar apoyo o ayuda. En cierto modo, no es de sorprender que ellos consideren este lugar como el infierno en la Tierra", declaró el autor.

>> Unos 470 mil rohingyas necesitan ayuda para refugios, dice ONU

La violencia contra esta comunidad musulmana es demostrada en el informe con los dibujos a color de algunos niños que reciben atención de Unicef, algunas de las imágenes muestran helicópteros de combate y hombres vestidos de verde disparando contra aldeas o personas.

Los refugiados musulmanes comenzaron a dejar Myanmar el 25 de agosto luego de ataques de combatientes en la frontera. Muchos desplazados huyeron de las aldeas azotadas por las fuerzas de seguridad del país.

Esta minoría musulmana no es reconocida por el Gobierno de Myanmar por lo que son considerados apátridas. 

>> Ejército bangladés ofrece ayuda a refugiados rohingyas


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.