• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Un huevo, un trozo de mango y un poco de aguacate integra el plato que le ofrecen a los más pequeños.

Un huevo, un trozo de mango y un poco de aguacate integra el plato que le ofrecen a los más pequeños. | Foto: Semana

Publicado 1 abril 2016





Un vídeo difundido en redes sociales muestra cómo los más pequeños son víctimas de un engaño al suministrarles un plato de comida para tomarles una fotografía y luego quitárselo para darles en la mano lo que de verdad se iban a comer.

Un nuevo escándalo relacionado con los niños sacude a Colombia. A las muertes por desnutrición en La Guajira se suman ahora los abusos y malos manejos del dinero que se cometen en el Programa de Alimentación Escolar (PAE).  

Un vídeo grabado en el colegio oficial Sagrado Corazón, del municipio de Aguachica en el departamento del César, muestra cómo los niños son víctimas de un engaño cuando les dan un plato de comida y un vaso de jugo para tomarles una fotografía. Lo indignante es que esos alimentos no son los que se comerán. 

El mismo plato y el mismo vaso pasa de mano en mano. Al final de la sesión de fotos lo que les dan para el consumo es una "tajada de plátano y tres tiras de pollo" que son colocadas en sus manos. 

>> Aumenta el número de muertes por desnutrición en La Guajira 

La profesora Claribel Rodríguez fue quien envió el vídeo a la Secretaría Departamental y después lo publicó en su cuenta de Facebook. Manifestó que teme por su seguridad personal, la de su familia y agradeció por el apoyo que recibió en todo el país.

“Ellos estaban contentos, porque al final les iban a dar el plato (de comida). Venían de hacer educación física y ellos pensaron que sí, que les iban a dar el plato. Pero lo que pasó fue lo que se ve en el vídeo", manifestó la educadora.

Como si esto no bastara también se dieron a conocer en medios locales imágenes de niños de la misma institución comiendo en el suelo un huevo y un pedazo de mango y aguacate. 

Denuncias no son nuevas

La ministra de Educación reconoció en su cuenta de Twitter que llevan "30 años con mafias en la alimentación escolar" y el presidente Juan Manuel Santos prometió que "no toleraremos mafias de alimentación escolar, ni indignante trato a nuestros niños como en colegio de Aguachica".  Sin embargo, los abusos se vienen cometiendo desde hace mucho y no solo en ese departamento. Una coordinadora de la institución, Carmen Elisa Cortés, explicó que esta situación no es nueva y los niños a veces se quejan porque los alimentos no están bien preparados y los jugos vienen dañados. 

>> La desnutrición en Colombia, una realidad que se agrava cada vez más

Afirmó que esta situación afecta a niños de una de las zonas más pobres del municipio. La revista Semana reseñó que las denuncias sobre las inconsistencias del programa han sido denunciadas también en Chocó, Antioquia, La Guajira y Atlántico. 

La Contraloría General de la República hace menos de tres semanas envió sus equipos para iniciar una auditoría a ese y otros colegios de la Costa Caribe. Los resultados se conocerán en los próximos días. 

Irregularidades en la contratación

En el primer caso lo que denominan refrigerio fue entregado por el operador Fundación Provenir que obtuvo un millonario contrato con la Alcaldía de Aguachica, a cargo de Henry Montes del partido de derecha Cambio Radical, quien según informó la Contraloría se ha negado a suministrar información. 

Las otras raciones las suministra la Fundación Acción Social Integral que obtuvo de la Gobernación, según el contrato del 15 de enero de 2016, 17 mil 267 millones de pesos (casi 6 millones de dólares) para llevar alimentos a los colegios públicos. 

>> Registran 29 niños muertos por desnutrición en Colombia en 2016 

Las irregularidades llegan incluso a los procesos administrativos previos a la contratación porque dicha fundación está bajo investigación por no operar como se debe y el año pasado funcionó en Bolívar con el nombre de Kábala. Sin embargo, la administración local hizo el contrato sabiendo que tenía los mismos representantes que la anterior. 

Además, el decreto 1852 prohibe que en una misma escuela dos empresas se encarguen de suministrar alimentos. 

Ya la Contraloría inició una investigación y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) indicó que instaurará ante la Fiscalía General de la Nación la denuncia respectiva. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.