• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Tras 50 días de masacre los niños palestinos regresan a las aulas con mucha ilusión. (Foto: EFE)

    Tras 50 días de masacre los niños palestinos regresan a las aulas con mucha ilusión. (Foto: EFE)

Publicado 1 septiembre 2014

Tras 50 días de masacre israelí en la Franja de Gaza, al menos 80 niños palestinos volvieron a ver la luz del sol en una cancha de fútbol y leer sus cuentos favoritos en la escuela para olvidar el conflicto.

Más de 80 niños entre seis y 16 años de edad regresaron a las aulas y volvieron a practicar fútbol tras casi dos meses del genocidio israelí en la Franja de Gaza que terminó con un cese al fuego indefinido.

"Es genial volver aquí tras dos semanas encerrados en casa sin salir, para desahogarse un poco", dice Alegra Ofir, de 11 años y originario de Sderot (sur de Israel). Estos jóvenes ven con regocijo haber vuelto a jugar un partido, tras la masacre israelí que dejó más 2 mil 400 muertos y unos 10 mil heridos en la Franja de Gaza.

"No todos los árabes son malos. Hay también buenos que quieren la paz como yo", añade frenético joven jugador de fútbol.

Para llegar al terreno de juego y la escuela, los niños procedentes de Cisjordania e Israel fueron chequeados por soldados, para algunos fue su primera vez, por lo que esconden sus molestias en el fútbol.

"Me gusta cuando jugamos juntos. Espero que un día llegará la paz en Palestina, y entonces ya no habría muertos", destacó Kusay, de 11 años.

Sin embargo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, parece querer desmoronar las pocas esperanzas de los menores al decir que no descarta “volver a arremeter con fuego en Gaza”.

La amenaza de Netanyahu se produjo este sábado por la noche durante una entrevista al Canal 2 de la televisión israelí, pese a que la semana pasada se logró la tregua luego de una ofensiva militar de 51 días por parte de Tel Aviv contra los palestinos de la Franja de Gaza.


Proyecto Paz

Los encuentros de fútbol son organizados por la Fundación Paz, un organismo social que impulsa además un proyecto educativo mediante el deporte, que acoge a niños y adolescentes de barrios desfavorecidos de Israel, Jerusalén Este y Cisjordania.

"En 12 años, vimos guerras y tensiones, pero sabemos gestionarlas. Los adultos y los entrenadores se sientan y cuentan lo que viven, ayudan a cada parte a comprender la realidad del otro y, a continuación, llega el turno de los niños", explica Meir Azram, coordinador del proyecto.

La idea del programa, añade Azram, es que los jóvenes futbolistas olviden todo. “Gritan, se desahogan, se comunican en una lengua desconocida para el otro, se hablan con las manos y se golpean en la espalda”. El balón alivia sus recuerdos de un conflicto que no esperan ver cuando sean adultos. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.