• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En Argentina también marcharon para exigir la liberación de la líder indígena Milagro Sala.

En Argentina también marcharon para exigir la liberación de la líder indígena Milagro Sala. | Foto: @la_campora

Publicado 3 junio 2017

Miles de mujeres salieron a las calles de Argentina y Uruguay para exigir que cesen los asesinatos por violencia machista y que el Estado garantice justicia.

Las movilizaciones Ni Una Menos contra la violencia machista recorrieron las calles de Argentina y Uruguay, donde miles de mujeres exclamaron: ¡Vivas nos queremos!

En Argentina, la manifestación principal partió desde la Plaza de los Dos Congresos para llegar a la emblemática Plaza de Mayo, en Buenos Aires, pero también hubo movilizaciones en plazas de varias regiones del país.

El colectivo argentino #NiUnaMenos detalló en un comunicado que las protestas son en contra de la violencia estatal, debido a que no hay cifras oficiales sobre violencia de género. También reclaman por la demora en la búsqueda de una mujer desaparecida, las complicidades de agencias estatales en las redes de trata de personas, la deficiencia en el sistema jurídico gratuito para las víctimas y el acceso a la justicia.

Entre sus reclamos también está el pedido de liberación de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, quien aseguraron es una presa política.

 

Mientras que en Uruguay se realizaron concentraciones en la  Plaza Cagancha de Montevideo, la Plaza San Fernando de Maldonado, la Plaza Independencia de Mercedes (Soriano) la Plaza Indígena de Colonia. Desde esos puntos marcharon hasta la Plaza Independencia de Melo (Cerro Largo).

La actividad fue organizada por la Coordinadora de Feminismos del Uruguay bajo la consigna "que el dolor se vuelva rabia, que la rabia se vuelva lucha y nuestra voz, grito".

Los colectivos feministas de Uruguay denunciaron la muerte de 15 mujeres por violencia machista solo en 2017. El último caso fue el de una joven de 21 años, quien fue apuñalada por su expareja, un hombre de 33 años que tenía una restricción de acercamiento. El hecho ocurrió en San Luis (Canelones).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.