• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Aborígenes de Alaska solicitan adhesión a Rusia y separarse de los EE.UU.

Aborígenes de Alaska solicitan adhesión a Rusia y separarse de los EE.UU. | Foto: Buendiario.com

Publicado 19 mayo 2015

Los pueblos autóctonos de estos estados norteamericanos solicitan autodeterminación, porque consideran que su integración a EE.UU. se hizo de manera ilegal. 

Representantes de los pueblos originarios de Hawái y Alaska solicitan a la Organización de Naciones Unidas (ONU) su intervención para independizarse de los Estados Unidos (EE.UU.), pues denuncian que sus territorios fueron integrados a esta potencia de manera fraudulenta.

Alaska y Hawái son dos estados norteamericanos muy diferentes por su clima y procedencia aborigen. Se encuentran separados entre sí por unos cinco mil kilómetros y fueron los últimos territorios en formar parte del conglomerado de EE.UU.

Aborígenes de Alaska, denominados esquimales y aleutas, junto con los nativos de Hawái de la etnia polinesia, reclaman nuevamente su derecho a la independencia de Washington, porque durante los primeros días de mayo, ellos solicitaron a la comunidad internacional mediar para conseguir la libre determinación.

Los voceros de estos pueblos indígenas calificaron su integración a los EE.UU. como una “anexión ilegal”, por lo que exigen a la ONU “corregir el error”. A su vez, aseguran que la gestión de Washington suprime su cultura original y daña el medioambiente de sus regiones.

Durante más de 600 años Hawái fue un reino polinesio independiente. Su anexión a los Estados Unidos ocurrió el 7 de julio de 1898 y es resultado del proceso de crecimiento de los intereses comerciales de los Estados Unidos en esa área.
Básicamente lo que buscaban los terratenientes norteamericanos en la industria del azúcar de la isla era tomar el control de ésta, además de la vida social y económica, lo cual terminó en la anexión territorial y posterior estadidad por parte de Estados Unidos de esa nación soberana.

Antecedentes:

En 1959, durante el mandato del presidente Dwight Eisenhower, se organizaron referendos en Alaska y Hawái que contenían una sola pregunta de manera intencional, la cual decía: ¿Quiere que sus territorios se adhieran a los Estados Unidos?

Esto se uso como manipulación, puesto que no había una pregunta alternativa como, por ejemplo, si los habitantes querían vivir en un Estado independiente o ser parte de algún otro país.Por lo tanto, la gran mayoría de los habitantes de estos territorios votaron a favor de formar parte de EE.UU.

Debido a estas circunstancias, es que ahora los representantes autóctonos de Alaska y Hawái se pronuncian en contra de lo que consideran una “violación deliberada” de los principios de la ONU y exigen entonces la libre determinación.

Uno de los própositos de la ONU, que exigen los nativos que se cumpla, es el de “fomentar entre las naciones, relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”.

Por su parte, el jefe de Estado de la nación independiente de Hawái, Dennis Kanahele, señaló que es momento de reparar el daño que hizo EE.UU. a su territorio cuando lo invadió y se apoderó del mismo de manera ilegal, a través de una ocupación militar

Mientras que Ronald Barnes, representante de Alaska en el grupo denominado La Alianza de Alaska y Hawái, informó que su objetivo es retomar el proceso de descolonización, mediante la presentación de la resolución de inpendencia de EE.UU. ante la Asamblea General de la ONU.

Barnes agregó que EE.UU. no solo está contra “nuestra cultura” sino también contra “la paz mundial”, debido a que en “Hawái está la base militar de Pearl Harbor” y en sus maniobras militares contaminan nuestra tierra y agua, por eso la gente se enferma.

“No queremos se parte de la maquinaria de guerra, que a su vez ha sido utilizada para tomar nuestra tierra y enormes cantidades de recursos minerales extraídos, en detrimento del medio ambiente”, señaló el activista.
 

En 2017 se cumplen 150 años de “la venta de Alaska” por parte de Rusia a Estados Unidos.
 

Por otra parte, el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Ilinois, Francis Boyle, opina que al leer el tratado que el Imperio Ruso firmó con los Estados Unidos, “uno se percata que jamás vendieron el territorio de Alaska, sino los derechos de comercio y los convenios mercantiles que ellos tenían con los pueblos autóctonos del lugar”.

Importante--->Miles de estadounidenses firman petición para la adhesión de Alaska a Rusia.
Representantes de los pueblos originarios de Samoa Estadounidense, Guam y las Islas Vírgenes, se sumaron a esta iniciativa de independencia de Washington, producto de que son ignoradas las necesidades de su cultura indígena, por lo que seguirán luchando de manera pacífica. 

También en Vermont, un estado liberal del noreste de EE.UU., principalmente agrícola y con poco más de 625,000 habitantes, surgió hace más de 10 años el movimiento Segunda República de Vermont (2VR), una red de ciudadanos que promueven la independencia de manera  tranquila, según afirma uno de sus líderes Rob Williams."Defendemos la idea de que un Vermont independiente es posible, como fue en el pasado".

Lea también--->Pueblo sioux en EE.UU. sigue padeciendo por el genocidio.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.