• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los atletas fueron entrevistados por la policía que investiga el supuesto robo del que fueron víctimas.

Los atletas fueron entrevistados por la policía que investiga el supuesto robo del que fueron víctimas. | Foto: Reuters

Publicado 18 agosto 2016

Los atletas estadounidenses inventaron un robo para cubrir una pelea, que provocaron bajo estado de ebriedad en una gasolinera cercana a la villa olímpica donde se alojaban. 

El asalto a mano armada denunciado por nadadores olímpicos de EE.UU. en Río de Janeiro el pasado domingo no se produjo. Una investigación policial desmintió la versión de los atletas, quienes tuvieron una pelea con guardias de seguridad en una gasolinera de Barra de Tijuca, donde se encuentra la villa olímpica. 

Rayn Lochte, James Feigen, Gunnar Bentz y Jack Conge, de la delegación estadounidense, se inventaron la historia para cubrir los daños que causaron a una puerta de la gasolinera, informaron fuentes policiales. 

>> Atletas afrontan abucheos en los Juegos Olímpicos Río 2016

En sus primeras declaraciones los deportistas indicaron que habían sufrido "un asalto a punta de pistola por hombres que vestían uniformes de policía", pero esta versión fue desmentida por el jefe de la policía Civil, Fernando Veloso, quien explicó al diario O Globo que tras la investigación se comprobó que el asalto no ocurrió. 

Los deportistas, según la versión policial, se encontraban alterados y ebrios cuando se enfrentaron con los agentes de seguridad de la estación de servicio, donde además de haber provocado daños en las instalaciones se negaron a pagar, lo que obligó la intervención de la seguridad del establecimiento. 

"Desafortunadamente, los nadadores contaron una mentira tras otra", declaró un policía brasileño, tras ver un vídeo de lo ocurrido. 

Prohibición de salida 

Tres de los atletas (Feigen, Bentz, Conge,) tienen prohibido salir del país, de acuerdo con una fuente cercana a la Justicia brasileña, mientras que Lochte ya está en territorio estadounidense. 

El miércoles la policía impidió a Gunnar Bentz y Jack Conger abordar un avión con destino a su país. Tras la detención los estadounidenses se negaron a declarar durante las cuatro horas que permanecieron en la comisaría del aeropuerto internacional de Río.

Luego fueron trasladado a un hotel donde se encontraron con uno de sus abogados. 

Lochte denunció haber sido víctima de un robo a mano armada

"Mis clientes fueron conducidos a declarar de manera coercitiva, lo que es una aberración jurídica. Pero lo que más impresiona es la retención del pasaporte de testimonio", declaró el abogado de los nadadores, Sergio Guerra.

Un portavoz de los Juegos Olímpicos (JJ.OO.), identificado como Mario Andrada, declaró tras las últimas revelaciones sobre el caso que se necesitan disculpas de Ryan Lochte o de los otros atletas: "Tenemos que entender que estos chicos estaban tratando de divertirse. Ellos vinieron aquí, representaron a su país, entrenaron durante 4 años y compitieron bajo una presión gigantesca".

El portavoz de los JJ.OO. ha tratado de rebajar el interés sobre el tema y, además, ha pedido que se deje tranquilos a los nadadores. "A veces se hacen cosas que más tarde se lamentan (...) Se divirtieron, cometieron un error... Es parte de la vida".

Vídeo publicado por la policía de Brasil

>> Expulsan a clavadista brasileña por escándalo sexual en Río


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.