• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 27 abril 2016





El deslizamiento se produjo por las lluvias de las últimas horas en el país centroamericano. 

Un derrumbe de basura en el principal relleno sanitario de la capital de Guatemala causó la muerte de al menos cuatro personas, entre ellas una mujer de 62 años, mientras que otras 15 resultaron heridas, informó el portavoz de los Bomberos Voluntarios, Julio Sánchez.

>> 17 personas fueron quemadas en el basurero de Cocula en México

El hecho se registró luego que grandes cantidades de basura arrumbadas cayeron sobre un grupo de personas que se dedican a la recolección de desechos en el relleno sanitario, dijo el vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León. 

Al menos 20 personas permanecen sepultadas.

El funcionario indicó que "por el deslave en el relleno sanitario 15 personas resultaron heridas, 8 se atendieron en el lugar y 7 fueron trasladadas a hospitales". 

"Se produjo un primer desprendimiento en un sector del patio 6 del relleno sanitario (...). Obedeciendo al llamado de alerta se evacuó a más de 1.000 personas que se encontraban trabajando en ese lugar. Sin embargo, algunos recolectores (guajeros) no atendieron el llamado, permaneciendo ahí", informó Municipalidad de la Ciudad de Guatemala en un comunicado.

BBC Mundo

>> De tragedia en tragedia Guatemala se hunde

El dato: Guatemala sufrió el pasado 1 de octubre un gran derrumbe en El Cambray II, a unos 20 kilómetros de la capital, dónde el deslizamiento de un cerro causó 280 muertos y unos 70 desaparecidos.

Zona peligrosa 

El área es una zona "muy problemática" y "con riesgo de deslizamientos" debido a que está sustentada sobre una superficie pantanosa que con las lluvias se vuelve más peligrosa, explicó un vocero de los Bomberos Voluntarios.

Según datos de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), solo en el área metropolitana hay 232 asentamientos considerados "de riesgo", al estar ubicados en laderas o barrancos y se calcula que en ellos viven unas 300 mil personas.

Debido a la fragilidad del área, las autoridades no descartan "más movimientos de material" por algunas grietas que ya se han observado en la zona.
Por este motivo, la  Policía Nacional Civil (PNC) informó de que instaló un cordón "de seguridad perimetral" para evitar más incidentes.
BBC Mundo

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.