• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Unas 200 personas caminaron por las calles de Ciudad de Guatemala leyendo los nombres y las edades de las niñas fallecidas hasta llegar a la Plaza de la Constitución, donde había más manifestantes, en total unos 3.000.

Unas 200 personas caminaron por las calles de Ciudad de Guatemala leyendo los nombres y las edades de las niñas fallecidas hasta llegar a la Plaza de la Constitución, donde había más manifestantes, en total unos 3.000. | Foto: Reuters

Publicado 12 marzo 2017

El caso escandalizó al país, especialmente luego de que se conoció que las niñas habían sido encerradas en un salón de clases por mal comportamiento.

El número de niñas muertas por un voraz incendio en un albergue estatal en Guatemala subió a 40 este domingo y aún hay varias menores que permanecen graves.

Para la fecha, hay diez menores en estado crítico en dos hospitales y otras cinco restantes están en cuidados intermedios.

Autoridades del hospital Roosevelt informaron que dos menores fallecieron el sábado debido a la gravedad de las quemaduras que les dejó el siniestro del miércoles.

La nación está conmocionada por la tragedia y acusan a las autoridades del Gobierno de Jimmy Morales de abandono a las instituciones sociales como Hogar Seguro.

Tras las muertes, Morales confirmó que las menores estaban bajo llave cuando ocurrió el incendio. Entretanto, el secretario de Bienestar Social, Carlos Antonio Rodas, presentó su renuncia al cargo y tiene prohibido salir del país por orden de la Fiscalía.

Además, magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que integran la Cámara Civil se reunieron con delegados de la Secretaría de Bienestar Social, jueces de Paz y representantes de varios sectores de la sociedad e instituciones públicas, para establecer medidas judiciales en relación con el tratamiento a los menores que permanecen albergados en este lugar. 

Hasta el momento, 72 niños no han sido reubicados en otro centro de refugio temporal. 

La población asegura que se trata de un crimen de Estado, pero el mandatario aunque reconoce la responsabilidad de las autoridades en la tragedia, niega esta posibilidad. Exigen a Morales renunciar a su cargo. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.