• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Magie quería desafiar el sistema capitalista de la propiedad privada con este juego.

Magie quería desafiar el sistema capitalista de la propiedad privada con este juego. | Foto: EFE (referencial)

Publicado 7 agosto 2017

Actualmente, el juego Monopolio es visto como una celebración del capitalismo, sin embargo, esta nunca fue la idea de su creadora Elizabeth Magie.
 

El Monopolio es uno de los juegos más conocidos en el mundo y varias generaciones de niños han aprendido a “comprar” propiedades y cobrar a sus compañeros elevados alquileres.

Lo que no se sabe es que la intención de Elizabeth Magie, inventora del juego, nunca fue esa. La versión actual insta a sus participantes “a celebrar los valores opuestos a los que ella pretendía defender”, reseña la BBC.

Magie nació en 1866 y en numerosas oportunidades se rebeló contras las normas y la política del tiempo que le tocó vivir. A sus 40 años era soltera e independiente. Para demostrar que no le pesaba, publicó un anuncio en un periódico para ofrecerse como "joven esclava estadounidense" de venta al mejor postor.

Elizabeth Magie. Foto: Quotabelle

 

Magie explicó que su objetivo era resaltar la posición subordinada de las mujeres en la sociedad. "No somos máquinas. Las chicas tienen mentes, deseos, esperanzas y ambiciones", agregó.

Esta mujer se enfrentó a las políticas de género y al sistema capitalista de propiedad a través de un juego de mesa. Se inspiró en un libro que su padre, el político antimonopolista James Magie, le regaló.

En Progreso y pobreza (1879), de Henry George, Magie halló su convicción de que "el derecho igualitario de todos los hombres a usar la tierra es tan claro como su derecho igualitario a respirar el aire; es un derecho proclamado por el hecho de su existencia".

Foto: EFE

 

George viajó a EE.UU. en la década de 1870 y vio la miseria que crecía en medio de la creciente riqueza, a la que atribuyó en gran medida a la desigual distribución de la tierra. En vez de comprar tierras, George instó en su libro al Estado a que las gravara (imponer un impuesto). 

El impuesto debería ser invertido en nombre de todos, porque gran parte del valor de la tierra no viene de la construcción en la parcela, sino de los recursos naturales que subyacen debajo de la superficie. 

Foto: EFE

 

Magie quería desafiar el sistema capitalista de la propiedad privada y demostrar el mérito de la propuesta de George. De esta manera, en 1904 patentó el Juego del Propietario. 

Entre las reglas alternativas quería mostrar a los jugadores que diferentes formas de concebir la propiedad privada podrían generar varios resultados sociales. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.