• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pese a la lucha del actual Gobierno por mejorar el sistema de salud en el país, aún queda mucho por hacer en aquellas regiones aisladas de la nación asiática.

Pese a la lucha del actual Gobierno por mejorar el sistema de salud en el país, aún queda mucho por hacer en aquellas regiones aisladas de la nación asiática. | Foto: Archivo

Publicado 4 agosto 2016

El Ministerio de Salud desarrolla las pruebas de laboratorio para determinar de qué enfermedad se trata.

Una enfermedad ha causado la muerte a más de 30 niños en una región remota de Birmania, en el sureste de Asia, y las autoridades sanitarias no han podido identificar de qué se trata dicho mal.

"En total, 23 niños murieron en el distrito de Lahal y 13 en el de Nan Yon desde junio, a causa de esta enfermedad desconocida", precisó Law Yon, un parlamentario regional.

>> Al menos 13 muertos por lluvias al norte de Birmania

La enfermedad, que presenta numerosos síntomas similares al sarampión, como la tos y la picazón, afecta con especial predilección a los menores de cinco años que habitan en la región de Sagaing, en el norte del país. No obstante, los adultos también se han visto afectados. Cabe acotar que los habitantes de esta región fronteriza con India en su mayoría son de las tribus nagas de las montañas.

La mayoría de los habitantes de esta región fronteriza con India son de las tribus nagas.

El ministerio de Salud, por su parte, aseguró que se están llevado a cabo exámenes. "Por el momento, suponemos que se trata de casos de sarampión o de una fuerte gripe. Pero sólo podremos pronunciarnos cuando tengamos los resultados del laboratorio", explicó en anonimato un responsable ministerial a AFP.

>> Birmania inviste al primer presidente democrático tras 50 años

En contexto
El gobierno reformista liderado por Aung San Suu Kyi, ganadora del premio Nobel de la Paz, ha convertido en su prioridad mejorar el sistema de salud. Pero el acceso a los cuidados médicos, especialmente en las zonas remotas, sigue siendo muy complicado, sobre todo en un país cuyas infraestructuras están arruinadas por décadas de un gobierno de una junta militar.
La consejera y activista, de 71 años, no puede ser como tal presidenta del país porque la Constitución (reformada durante el régimen militar) no se lo permite por tener dos hijos sin nacionalidad birmana. 
No obstante, actualmente ocupa el puesto de ministra de Asuntos Exteriores y el nuevo cargo de consejera de Estado luego de que su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND), ganara las elecciones en noviembre de 2015 tras décadas de campaña contra el régimen militar que la mantuvo bajo arresto durante años. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.