• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El jueves pasado se firmó en La Habana el acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo.

El jueves pasado se firmó en La Habana el acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo. | Foto: EFE

Publicado 27 junio 2016

Integrantes del grupo guerrillero, que dejó las armas en 1991 tras la firma de la paz que acordó con el Gobierno de Colombia, destacaron que se sentaron las bases para lograr el Acuerdo Definitivo. 

Militantes del antiguo Ejército Popular de Liberación (EPL) saludaron con esperanza los avances logrados por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) con la firma del acuerdo de cese al fuego el pasado jueves en La Habana, Cuba. 

En un comunicado, manifestaron que se sentaron las bases fundamentales para lograr la firma del Acuerdo Definitivo "que aporte en la transformación de las FARC-EP en un nuevo proyecto político legal".

Esperan que las discusiones pendientes lleguen a buen término en temas sensibles como el tratamiento de grupos paramilitares, neoparamilitares y del narcotráfico, para así blindar el proceso y garantizar salidas democráticas e incluyentes para todos los colombianos. 

>> FARC-EP: La paz puede llegar "más pronto" de lo esperado

Coincidieron con las partes en que "nada está acordado hasta que todo esté acordado". 

Además, instaron al Gobierno y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) a superar dificultades, instalar inmediatamente la mesa de diálogo y explorar soluciones creativas e innovadoras que permitan desarrollar la agenda de negociaciones porque el reto como nación es lograr una paz integral. 

>> Colombia: acuerdo de paz del EPL cumplirá 25 años

"Llamamos a rodear de garantías democráticas las justas expresiones de los movimientos sociales rurales, urbanos, agrarios, laborales y ciudadanos, para blindar los procesos de paz con democracia participativa y repolitización democrática de la sociedad colombiana desde la implementación de una pedagogía para la paz", expresaron.

Asimismo, reiteraron su disposición de participar en la construcción de la paz y asumieron el compromiso de trabajar incansablemente por la refrendación popular de los acuerdos a través del mecanismo que viabilice la Corte Constitucional. 

En contexto: 

La FARC-EP y el Gobierno colombiano firmaron el pasado jueves el acuerdo del cese al fuego bilateral y definitivo, un paso decisivo para poner fin a un conflicto interno de más de 50 años.

Este acuerdo no es el último paso del proceso paz colombiano, pero si el más importante porque en él las partes involucradas se comprometen a cesar las operaciones militares ofensivas y dar por terminada la confrontación y uso de las armas en la política.

De acuerdo con lo leído por el garante de Cuba, Rodolfo Benítez, el comunicado conjunto número 76 implica: cese al fuego y dejación de armas; acuerdo sobre garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales incluyendo las denominadas sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo; y acuerdo sobre refrendación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.