• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Vista del humo que sale de un depósito de combustible del aeropuerto internacional de Trípoli (EFE)

Vista del humo que sale de un depósito de combustible del aeropuerto internacional de Trípoli (EFE) | Foto: EFE

Publicado 24 agosto 2014

Desde el pasado 13 de julio el aeropuerto de Trípoli permanecía cerrado por milicianos de Zintán (Libia), aliados del general rebelde Jalifa Haftar.

Milicias islámicas de la ciudad de Misrata tomaron este domingo el control del aeropuerto internacional de Trípoli, capital de Libia, tras seis semanas de enfrentamientos con rebeldes de la ciudad de Zintán (noroeste), que tenían controlada la terminal aérea desde el pasado 13 de julio. 

Las fuerzas de Misrata, que conducen una ofensiva bautizada como Fayer (Amanecer), ocuparon el aeropuerto tras duros combates, en los que murieron 14 milicianos de Fayer, aseguró un representante de la milicia, Ahmed Hidia.

Otras 15 personas perdieron la vida y 35 resultaron heridas como consecuencia de bombardeos contra posiciones de las milicias islamistas en Misrata, al este de la capital.

Hidia dijo que dichos bombardeos fueron lanzados por fuerzas saudíes y egipcias, calificando ese acto de "violación" del territorio nacional.

El aeropuerto de Trípoli, situado a 30 kilómetros de la capital, está cerrado desde el estallido de los combates el pasado 13 de julio. Desde entonces, la terminal aérea era escenario de enfrentamientos entre los rebeldes de Zintán, aliados del general rebelde Jalifa Haftar, y las milicias islámicas de Misrata que buscaban expulsarlos. 

Durante esas seis semanas, los combates han dejado al menos 102 muertos y 452 heridos.

La zona del aeropuerto ha estado controlada por milicianos de Zintán, leales a Haftar, desde que fue derrocado en el 2011 el líder de Libia, Muamar Gadafi.

Ocho muertos en Bengasi

Paralelamente, Bengasi, la segunda ciudad de Libia, fue escenario de duros combates entre fuerzas paramilitares del general sublevado Jalifa Hafter contra fuerzas islamistas.

En los choques entre el grupo islamista Al Saiqa y los paramilitares de Hafter murieron 8 personas y otros 35 resultaron heridas, informó una fuente médica del hospital Al Maray.

Hafter lanzó su campaña militar en Bengasi, en el este del país, bautizada como Al Karama (Dignidad) en mayo, con el objetivo de acabar con los islamistas.

A tres años de la muerte del coronel Gaddafi en una revuelta amparada por Washington (capital estadounidense), la población libia sigue en una sangrienta pesadilla diaria, en medio de la lucha entre numerosas grupos armados rivales por el poder.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.