• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los firmantes piden reformar las políticas y prácticas policiales de todo el país. (Foto: EFE)

Los firmantes piden reformar las políticas y prácticas policiales de todo el país. (Foto: EFE)

Publicado 29 agosto 2014

Más de 950 mil personas entregaron una petición al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para exigir justicia en el caso del joven afroamericano asesinado por la policía en Missouri.

Una petición firmada por más de 950 mil personas, dirigida al presidente estadounidense, Barack Obama, y al fiscal general, Eric Holder, fue entregada a la Casa Blanca, para pedir justicia por la muerte del joven afroamericano Michael Brown, asesinado por un policía en Ferguson, Missouri (EE.UU.) el 9 de agosto.

La solicitud, entregada por una agrupación que incluye a la senadora estatal de Missouri Jamilah Nasheed, sugiere reformar las políticas y prácticas policiales de todo el país.

Entre los organizadores de la iniciativa están ColorOfChange.org, creada cuando el huracán Katrina impactó en Nueva Orleans en 2005, MoveOn, y otros grupos de izquierda, así como activistas por la justicia social.

Asimismo, este jueves, la organización Black Lawyers for Justice (BLFJ) interpuso una demanda contra la policía, el Gobierno de Ferguson y el condado de San Luis por uso de la fuerza excesiva, arrestos ilegales y otras violaciones de los derechos civiles.

El colectivo de abogados, con sede en Washington (capital), está representando a cinco personas, quienes aseguran que fueron detenidas y golpeadas durante los días que siguieron al crimen de Brown, cometido por el agente Darren Wilson.

El presidente y fundador del BLFJ, Malik Z. Shabazz, dijo en una conferencia de prensa que "la policía estaba completamente fuera de control" en el manejo de las manifestaciones.

El asesinato de Brown, de 18 años, provocó una ola de protestas en ese suburbio de San Luis (de unos 21 mil habitantes de mayoría afroamericana), que captaron de inmediato la atención nacional.

Algunos testigos afirman que el agente Wilson baleó al muchacho, pese a que este estaba desarmado y con las manos en alto sin ofrecer resistencia, lo cual difiere de la versión oficial.

Las autoridades locales y el Departamento de Justicia están realizando investigaciones independientes sobre el suceso, que reabrió las heridas raciales en el país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.