• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Aisha Yussuf Abdi, de 40 años, es una de los 4.300 refugiados somalíes que ha dejado  todo para salvar a sus siete hijos.

Aisha Yussuf Abdi, de 40 años, es una de los 4.300 refugiados somalíes que ha dejado todo para salvar a sus siete hijos. | Foto: Acnur - Diana Díaz

Publicado 24 marzo 2017

La escalada de violencia por parte del grupo radical Al Shabab y la fuerte sequía que acaba con todo, obliga a miles de somalíes a movilizarse hasta Etiopía 

No tienen otra alternativa. En medio de la violencia, las constantes amenazas por parte de las milicias de Al Shabab y la fuerte sequía, miles de somalíes se movilizan a Etiopía en un intento por salvar sus vidas, refiere el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Este es el caso de Aisha Yussuf Abdi, de 40 años, y sus siete hijos quienes llegaron a Etiopía luego de tres días de intensa caminata. “Caminamos y dormimos en el camino (...) Tuve que dejar a mi esposo y a mis padres para que mis hijos tuvieran una oportunidad de sobrevivir”.

Foto: Acnur - Diana Díaz

La historia es recurrente en los más de 4.300 refugiados somalíes que deben huir del horror de Al Shabab y la sequía que no da tregua. “Un número significativo de niños y madres están desnutridos”, precisa Sandra Harlass, oficial de Salud para el Acnur en Etiopía.

Al menos tres cuartas partes de niños menores de cinco año que llegan al centro de recepción de Dolo Ado padecen desnutrición. "Es una situación muy frágil que necesita atención urgente para salvar vidas", resalta Harlass.

La mayor parte de los desplazados provienen de Bahía, Gedo y Juba Central, regiones donde numerosas familias viven de la cría de ganado o cultivan la tierra.

Foto: EFE

“Teníamos nuestra granja, nuestras vacas y comida en nuestra mesa. Pero podías sentir la sequía acercándose”, cuenta Aisha y agrega que como todas sus vacas murieron y se quedaron sin alimentos decidieron partir. 

ONU solicita más ayuda para enfrentar hambruna en Somalia

El Consejo de Seguridad de la ONU solicitó este viernes más ayuda para atender a las 6,2 millones de personas que enfrentan una hambruna por la intensa sequía en Somalia.

"Más de 6 millones de somalíes, la mitad de la población del país, necesitan asistencia. De ellas, 3 millones, la mayoría mujeres y niños, requieren de asistencia inmediata", informó el representante especial del secretario general para Somalia y jefe de la Misión de la ONU en el país (Unsom), Michael Keating.
 

>> Una de cada 5 personas en la RCA ha sido desplazada


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.