• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los científicos se dieron cuenta de la existencia de un cuerpo de agua de unos 25 metros por 30 y a una profundidad de 20 metros debajo de la pirámide.

Los científicos se dieron cuenta de la existencia de un cuerpo de agua de unos 25 metros por 30 y a una profundidad de 20 metros debajo de la pirámide. | Foto: teleSUR

Publicado 14 agosto 2015

Un cenote es un hoyo de agua que se origina bajo la meteorización química de determinadas rocas, como la caliza, dolomía y yeso, creando un relieve en las superficies sólidas. 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México anunciaron el descubrimiento de un cenote en la Pirámide de Kukulkán, en las ruinas de Chichen Itza, estado de Yucatán. 

El descubrimiento se logró gracias a la información del subsuelo que ofreció una nueva tecnología desarrollada por los universitarios, la cual utilizó 96 electrodos colocados en el perímetro de la pirámide para escanear la zona, según los expertos.

Lea también: Descubren paneles de jeroglíficos y una estela maya en Guatemala

Los científicos se dieron cuenta de la existencia de un cuerpo de agua de unos 25 metros por 30 y a una profundidad de 20 metros debajo de la pirámide, indicó René Chávez, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM.

Explicó que una parte de piedra caliza rodea la masa de agua en una cavidad que podía haber sido más pequeña en la antigüedad y haber crecido por la erosión; sin embargo, el grupo de científicos descartó que haya riesgo de que la Pirámide de Kukulkán colapse.

EL DATO

Chávez aseguró que los mayas sabían de la existencia de los cenotes en el lugar, por lo que resulta curioso saber cómo erigieron las pirámides a pesar de ello.
Entretanto, el arqueólogo Guillermo De Anda, experto en arqueología submarina, señaló que los mayas lo hicieron bajo el pretexto simbólico. “La noticia es un gran descubrimiento porque confirma muchas de nuestras hipótesis, que los mayas querían representar su universo con estas construcciones”, explicó.

La pirámide se levanta de forma equidistante entre cuatro cenotes, uno al norte, otro al sur, otro al este y el cuarto al oeste, afirmó De Anda. El hallado ahora sería el quinto, el “axis mundi” o eje del mundo, “el punto donde crecía la ceiba sagrada cuyas raíces llegaban al inframundo y sus ramas a los cuatro puntos cardinales”, explicó.

El equipo empezará a trabajar ahora en una segunda fase del proyecto, también con la tecnología de electrodos, para ver la estructura interna de la pirámide, sus fases constructivas y si existen túneles o pasadizos que la conectan con el agua subterránea.

Lea también:Se registran dos explosiones en volcán Cotopaxi, en Ecuador 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.