• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
“El Chapo” fue capturado nuevamente este viernes 08 de enero, luego de permanecer casi seis meses de su fuga del Penal Federal de máxima seguridad del Altiplano.

“El Chapo” fue capturado nuevamente este viernes 08 de enero, luego de permanecer casi seis meses de su fuga del Penal Federal de máxima seguridad del Altiplano. | Foto: AP

Publicado 9 enero 2016

La información que posee el capo obligaría al Gobierno mexicano a reaccionar contra la corrupción política desde lo federal hasta lo municipal.

El Gobierno de México buscaría cumplir con el pedido de Estados Unidos (EE.UU.) para extraditar al recién recapturado capo del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán, pero esto “dependerá de los amparos que interpongan sus abogados”, dijeron fuentes extraoficiales a Reuters. 

Al parecer, la Procuraduría General de Justicia de México “trabajará lo más rápido posible” para efectuar la extradición, la que podría ser llevada a cabo a mediados de este año, reseña RT. 

Esto supuestamente ayudaría a disipar los temores de que el capo del Cártel de Sinaloa podría sobornar a funcionarios de la prisión y escapar nuevamente de una cárcel mexicana. No obstante, existen otras razones que salen a colación. 

Analistas internacionales aseguran que en caso de ser extraditado, “El Chapo” podría pactar con el Gobierno norteamericano y entregar información que involucre a políticos y empresarios mexicanos.

Estos expertos afirman que su detención no cambia en nada el liderazgo del Cártel de Sinaloa. 

Señalaron que el narcotraficante podría revelar a representantes de la inteligencia estadounidense información de México sobre temas de seguridad nacional, así como los nombres de políticos y empresarios vinculados con el grupo delictivo, lo que obligaría al Gobierno de Enrique Peña Nieto a realizar detenciones en masa de funcionarios de todos los niveles.

El director del Centro de Estudios sobre México del Baker Institute de la Universidad de Rice, en EE.UU., Tony Payán, expresó que “deberán buscar su inmediata extradición, porque el Gobierno mexicano ha demostrado que no puede tenerlo”. 

Al tiempo que advirtió: “al Cártel de Sinaloa ni al Gobierno de México les conviene su extradición”. 

Al primero porque “es poseedor de información de inteligencia muy crucial para Estados Unidos y toma dos formas, la primera hacia adentro del Cártel, es decir, que revele quiénes pudiera ser los lugartenientes, los operativos (...)”. 

Al segundo, porque el que fuera el narcotraficante más buscado del mundo podría revelar quiénes son los funcionarios mexicanos involucrados en la protección al Cártel de Sinaloa, “y no estoy seguro que el Gobierno de México resulte exonerado: hay redes en las policías estatales, municipales y empresarios”, dijo. 

Por su parte, Edgardo Buscaglia, director del International Law and Economic Development Center e investigador principal en Derecho y Economía en la Universidad de Columbia en Estados Unidos, expuso que “el gran meollo” es cómo van a negociar ambos gobiernos su extradición, porque la información que posee el capo va a obligar al Gobierno mexicano a reaccionar contra la corrupción política desde lo federal hasta lo municipal.

“Va a tener que ir más allá de una sola detención, incluso esto va más allá de la clase política como sucedió con Pablo Escobar ](el narcotraficante colombiano) y los hermanos Orejuela (fundadores del Cártel de Cali, también en Colombia). Es ahí donde va a estar la resistencia de la clase política, porque Peña Nieto no ha dado el más mínimo indicador de querer meter funcionarios corruptos a prisión”, señaló Buscaglia.

Añadió que “no existen capos como Guzmán Loera que no financien campañas políticas de alto nivel”, pero después de su captura será “imparable” la presión para abrir procesos a nivel municipal, sin embargo, consideró que al menos, en el corto plazo, no se tocará al nivel federal.

Dato-→ Información del Gobierno de Estados Unidos señala que el cártel de Sinaloa opera en 24 estados mexicanos y 50 países. Estima que en todo el continente, narcotraficantes de más de 200 ciudades recibían órdenes de “El Chapo”.

Y es que tras la captura de Joaquín "El Chapo" Guzmán, no faltaron quienes hicieran la petición de extradición, poco tiempo después de conocerse la noticia.

El republicano Marco Rubio, precandidato del partido conservador a la presidencia de EE.UU., pidió al mandatario Barack Obama que busque la extradición "inmediata" de Guzmán.

"Teniendo en cuenta que 'El Chapo' ya se escapó de una prisión mexicana dos veces, no podemos desperdiciar esta tercera oportunidad de llevarlo ante la justicia", aseguró Rubio en un comunicado.

Entérese→ ¿Cuántas veces se ha fugado el "Chapo" Guzmán?

Señaló además que Washington "tiene la capacidad de hacer justicia". Para muchos, estas declaraciones dejan entredicha la eficiencia de la jurisprudencia mexicana. 

En tanto, el portavoz del Departamento de Justicia, Peter Car, precisó que la práctica de "Estados Unidos es buscar la extradición cuando las personas acusadas de cargos en EE.UU. son aprehendidos en otro país".

El dato:  "El Chapo" enfrenta decenas de cargos por narcotráfico y lavado de dinero en tribunales federales de Arizona, Texas, California, Illinois, Florida y Nueva York por ser considerado uno de los que más droga ha llevado a Estados Unidos.

Lea→ Gobierno mexicano: recaptura de "El Chapo" vs caso Ayotzinapa

El dato: EE.UU. ofrecía cinco millones de dólares por información que llevase a la captura de “El Chapo”, líder del cártel de Sinaloa.

Pese a las solicitudes de EE.UU., el presidente de México, Enrique Peña Nieto “se había negado a aceptar”. 

Diversos analistas aseguran que la extradición del capo mexicano significaría para las agencias estadounidenses la obtención de un gran cúmulo de información sobre la operación de los cárteles, mientras que si la extradición no ocurriera, el “El Chapo” podría volver a burlar la seguridad de las cárceles mexicanas.

Entérese→ México: El Chapo ya se encuentra en penal del Altiplano

El procedimiento

De acuerdo con fuentes gubernamentales, el Gobierno de EE.UU. no necesita presentar una nueva solicitud de extradición de “El Chapo”, pues continuará el proceso con las dos que ha realizado. En tanto, deberán comenzar los trámites que se inician cuando llegue el requerimiento a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, por parte de la representación diplomática de EE.UU.

Tras verificar si la solicitud cumple con los requisitos del Tratado Bilateral de Extradición y las leyes en esta materia, deberá ser enviada a la Procuraduría General de la República (PGR) de México.

Seguidamente, el expediente será enviado a un juez, quien notificará a “El Chapo”, analizar el caso y emitir una resolución. Esta decisión puede ser ratificada por la SRE o rechazada, no obstante, el narcotraficante mexicano podría interponer amparos para oponerse a su extradición a EE.UU. 

Sepa más→ Cancillería de México esperará proceso jurídico de "El Chapo"
 

Vea→ Video: El momento exacto de la recaptura de "El Chapo" Guzmán

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.