• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Testigos afirman que a los estudiantes les dieron un balazo, los quemaron y los enterraron. (Foto: Reuters)

Testigos afirman que a los estudiantes les dieron un balazo, los quemaron y los enterraron. (Foto: Reuters) | Foto: Reuters

Publicado 7 octubre 2014

La búsqueda se ha realizado barranca por barranca en la zona donde hallaron las primeras fosas. Desde este martes llegaron más de 400 elementos de la Gendarmería y de la División de Fuerzas Federales de la Policía Federal a Iguala, con la instrucción de permanecer el tiempo que sea necesario hasta conseguir a los 43 estudiantes. 

Desde el pasado 26 de septiembre en México, exactamente en la ciudad de Iguala, Guerrero (suroeste) se encuentran desaparecidos 43 estudiantes normalistas tras una represión policial. Hasta la fecha ningún ente municipal, estatal o federal ha dado cuenta de su paradero.

Recientemente, autoridades del Gobierno mexicano confirmaron el hallazgo de al menos 28 cadáveres en las fosas clandestinas situadas en el municipio Iguala. Las autoridades tienen considerables sospechas de que algunos de los cadáveres podrían ser de los estudiantes desaparecidos, tras la arremetida policial en esa localidad.

Por su parte, el fiscal del estado de Guerrero, Iñaky Blanco, afirmó que las investigaciones en el caso de los normalistas desaparecidos revelaron que policías de Iguala habrían entregado a 17 de los estudiantes al grupo delictivo Guerreros Unidos.

Pese a que no está comprobado que los 28 cadáveres hallados en fosas clandestinas cerca de Iguala sean de los estudiantes reportados como desaparecidos desde hace días, las autoridades tienen considerables sospechas de que correspondan con ellos, tras la arremetida policial en esa localidad.

Alcalde de Iguala “vínculado”

El gobierno federal tenía conocimiento al menos desde el año pasado de hechos delictivos cometidos por el alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca, quien es buscado por las autoridades estatales tras la muerte de seis personas y la desaparición de los 43 estudiantes, según documentos y testimonios.

De acuerdo un informe del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) el alcalde Abarca ordenó frenar a los normalistas, que tenían planeado dirigirse al informe de labores de su esposa, María de los Ángeles Pineda, como presidenta del DIF estatal.

El alcalde, señaló el documento, instruyó al director de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores Velázquez, para que no permitiera que los estudiantes llegaran al evento, lo que derivó en los ataques ocurridos el 26 de septiembre, que dejaron seis muertos y 43 estudiantes desaparecidos.

Según el reporte, el alcalde “siempre tuvo conocimiento de los hechos, pues fue constantemente informado por el director de Seguridad Pública Municipal. De hecho, el alcalde instruyó a Flores Velázquez para que persiguiera y detuviera a los estudiantes, con el objetivo de darles un escarmiento.

Grupo “Guerreros Unidos”

Leonor Villa Ortuño, supuesta suegra del Alcalde Iguala, Guerrero, afirmó en una grabación difundida a través de las redes sociales la vinculación de su yerno con el grupo criminal “Guerreros Unidos” a cambio de recibir un pago mensual.

En el video se muestra maniatada y con la cara cubierta, Villa Ortuño es cuestionada sobre la relación entre Abarca Velázquez y los “Guerreros Unidos”, a lo que responde: “Mi yerno los protege a cambio de una cuota mensual de dos millones de pesos (unos 153,000 dólares). Manejan a su antojo a todos los comandantes y policías municipales de Iguala”.

Este martes, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero (PGJE) solicitó al Congreso local un juicio de procedencia en contra de José Luis Abarca.

Actualmente se encuentra prófugo, por lo que tras separarlo del fuero que lo protege se procederá penalmente en su contra por la desaparición de los normalistas y los actos violentos del pasado 26 de septiembre.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.