• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 04 de octubre fueron halladas varias fosas clandestinas con 28 cadáveres (Foto: Reuters)

El 04 de octubre fueron halladas varias fosas clandestinas con 28 cadáveres (Foto: Reuters)

Publicado 11 octubre 2014

Tras peritajes forenses se determinó que algunos de los cadáveres en las fosas encontradas en Guerrero, estado sureño de México, no pertenecen a los 43 estudiantes normalistas desaparecidos. El gobernador de esa entidad anunció más detenciones.

El gobernador del estado Guerrero (sur de México), Ángel Aguirre, informó este sábado que algunos de los cuerpos encontrados en las fosas clandestinas no corresponden a los estudiantes de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa, quienes se encuentran desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre tras una arremetida policial en la ciudad de Iguala. 

"Sin dar mayores elementos sí les puedo afirmar que algunos de los cuerpos, de acuerdo con los avances que se llevan de los peritajes en materia forense, no corresponden a los jóvenes de Ayotzinapa", aseguró Aguirre.

El gobernador también anunció que se hicieron más detenciones de personas relacionadas a la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, pero aclaró que la Procuraduría General de la República (PGR) será quien informe al respecto. Aguirre adelantó que el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, aún no ha sido localizado.

En cuanto a las exigencias del pueblo mexicano para que renuncie a su cargo, el gobernador guerrerense indicó que por ahora la prioridad es encontrar a los estudiantes. Para ello acordó con autoridades federales la instalación de una mesa permanente de colaboración para la búsqueda de los 43 normalistas.

El pasado 04 de octubre fueron halladas varias fosas clandestinas con 28 cadáveres cerca de la ciudad de Iguala, estado Guerrero, los cuales se sospechaba pertenecían a los estudiantes desaparecidos. También el pasado jueves fueron detenidas cuatro personas que dieron la ubicación de otras cuatro fosas clandestinas donde aseguraron se encontraban los restantes 15 cadáveres de los estudiantes normalistas. 

El pasado 26 de septiembre la policía municipal disparó contra los autobuses donde se trasladaban los 43 estudiantes normalistas, hecho que dejó a seis personas muertas (una con signos de tortura) y 17 heridas, además de 58 estudiantes desaparecidos, de los cuales 15 aparecieron, uno de ellos muerto. 

Tras conocerse la noticia de la desaparición de los estudiantes, el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, huyó junto a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villas, quien es presidenta del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en esa localidad.

Abarca fue acusado de trabajar para el grupo criminal "Guerreros Unidos". También la familia de su esposa ha sido relacionada con el cártel de los Beltrán LeyvaEste viernes el cuñado del alcalde de Iguala, Salomón Pineda, fue detenido por su presunta responsabilidad en la desaparición de los 43 estudiantes y el asesinato de seis personas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.