• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Vivos se los llevaron, vivos los queremos", es la consigna que mantienen familiares de los desaparecidos y la comunidad mexicana en general, para pedir justicia en el caso Ayotzinapa.

"Vivos se los llevaron, vivos los queremos", es la consigna que mantienen familiares de los desaparecidos y la comunidad mexicana en general, para pedir justicia en el caso Ayotzinapa. | Foto: EFE

Publicado 25 septiembre 2015

En México, familiares de las víctimas y demás ciudadanos no paran de pedirle respuestas a la justicia y al presidente del país, Enrique Peña Nieto, a un año de la desaparición forzosa de 43 estudiantes de la escuela normalista. 

Hasta la fecha, van 111 detenidos presuntamente involucrados en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Ayotzinapa, estado de Guerrero (México). Sin embargo, a ninguno de los apresados se les ha abierto un proceso judicial. 

EL DATO

La PGR ha emitido orden de aprehensión contra 131 personas por la desaparición forzosa en Iguala pero, solo han sido encarcelados 111.

Luis Abarca, exalcalde de Iguala; su esposa María de los Ángeles Pineda; Gildardo López Astudillo, El Gil, y Sidronio Casarrubias Salgado, ambos líderes del cártel Guerreros Unidos, así como el ex subdirector de la policía municipal de Iguala Francisco Salgado Valladares, forman parte de los privados de libertad por orden de la Procuraduría General de la República (PGR).

Lea también: Investigadores analizan en La Habana caso Ayotzinapa

Este sábado, se cumple un año de la desaparición de los estudiantes, hecho que mantiene en las calles a sus familiares y al pueblo mexicano en búsqueda de respuestas por el caso. 

Para este 26 de septiembre se realizará una gran movilización desde Los Pinos hasta el Zócalo capitalino, en Ciudad de México, para seguir exigiéndole al presidente Enrique Peña Nieto que sean esclarecidos los hechos. 

Lea más: teleSUR estuvo 24 horas en Ayotzinapa

En contexto

Entre el 26 y 27 de septiembre del pasado año, 43 estudiantes que viajaban en autobús escolar coincidieron con un cerco policial que los sometió y entregó a un grupo de sicarios perteneciente al cártel Guerreros Unidos, en el que está involucrado Luis Abarca. 
Las evidencias encontradas en la unidad de transporte no fueron analizadas correctamente en su lugar y se contaminaron, por lo que fueron desechadas y no pudieron ser utilizadas para su posterior investigación. 
La crisis generada por la desaparición de los normalistas ha reducido significativamente la popularidad de Peña Nieto, que a un año de conocerse el caso anunció la creación de fiscalía especial para encontrar las personas desaparecidas, crimen muy común en el sur de México. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.