• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Medvédev considera que, al menos que ocurra "un milagro", las sanciones perdurarán por varias décadas.

Medvédev considera que, al menos que ocurra "un milagro", las sanciones perdurarán por varias décadas. | Foto: Reuters

Publicado 3 agosto 2017

"Se ha puesto fin a las esperanzas de una mejora de las relaciones con el nuevo Gobierno de Estados Unidos", señaló el primer ministro de Rusia.

Las sanciones aprobadas por el presidente estadounidense Donald Trump son una declaración de "guerra comercial" contra Rusia, aseguró este miércoles el primer ministro de esa nación europea, Dmitri Medvédev.

"A Rusia se le ha declarado una guerra comercial", escribió el jefe del Gobierno ruso en Facebook al tiempo que descartó cualquier posibilidad de mejorar las relaciones con Estados Unidos (EE.UU.).

>> Rusia califica de "miope y peligroso" las sanciones de EE.UU.

"Se ha puesto fin a las esperanzas de una mejora de las relaciones con el nuevo Gobierno de EE.UU.", manifestó Medvédev.

Desde la llegada a la Casa Blanca de Trump se consideró la posibilidad de obtener otro estatus bilateral, empero el republicano sucumbió ante el establishment, en opinión del primer ministro ruso, a pesar de que éste tildó de "defectuosa" la ley que firmó contra Rusia y otros países.

Para él la Administración estadounidense puso de manifiesto su "total impotencia y cedió, de la manera más humillante, sus facultades al Congreso (...). La clase dominante ha derrotado completamente a Trump".

Este miércoles el presidente de EE.UU. firmó la ley aprobada la semana anterior por el Congreso que endurece las sanciones a Rusia por su presunta injerencia en las elecciones de 2016 que dieron como ganador a Trump.

A pesar de que el Kremlin ha rechazado en múltiples ocasiones tal acusación e incluso ha pedido pruebas a Washington, hasta los momentos en el país norteamericano se habla constantemente de la "trama rusa".

>> Rusia advierte amenazas reales tras sanciones

Estas sanciones —opinó Medvédev — pueden durar una gran cantidad de años: "El régimen de sanciones (…) permanecerá por décadas si no ocurre un milagro (…). Tiene un carácter universal y no puede ser suspendido por los decretos presidenciales sin el consentimiento del Congreso".

"¿Qué significa esto para nosotros? Seguiremos trabajando tranquilamente en desarrollar nuestra economía y la esfera social (...) apoyándonos en nuestras propias fuerzas. Hemos aprendido a hacerlo en los últimos años", apostilló.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.