• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Velásquez ha reconocido que asesinó directamente a por lo menos 300 personas y que como jefe de los matones de Escobar participó en unos tres mil homicidios en las décadas 80 y 90.  (Foto: Colombia.com)

Velásquez ha reconocido que asesinó directamente a por lo menos 300 personas y que como jefe de los matones de Escobar participó en unos tres mil homicidios en las décadas 80 y 90. (Foto: Colombia.com)

Publicado 1 septiembre 2014

El exjefe de los sicarios del capo del cartel de Medellín, Pablo Escobar, dijo que de los cerca de tres mil homicidios en los que participó se arrepiente del asesinato, en 1989, del candidato presidencial Luis Carlos Galán.

John Jairo Velásquez, alias "Popeye", que el pasado martes recuperó la libertad después de pasar en prisión 23 de sus 52 años de vida, habló de su actividad como bandido y asesino profesional, como él mismo se define, en una entrevista que dio en vísperas de salir de la cárcel de máxima seguridad de Cómbia al Canal RCN y que fue emitida este lunes.

"Me arrepiento de la muerte del doctor Luis Carlos Galán"

Alias "Popeye"

"Me arrepiento de la muerte del doctor Luis Carlos Galán porque eso torció la historia de Colombia", dijo Velásquez al ser preguntado de qué crímenes se arrepentía.

Según "Popeye", cuando fue al juicio por el caso de Galán quedó impresionado al ver a su familia tan decente, especialmente sus tres hijos, dos de ellos senadores, "tan mesurados, sin odio".

Galán fue asesinado por orden del cartel de Medellín con la complicidad de agentes del Estado el 18 de agosto de 1989 cuando estaba en un mitin en Soacha, municipio cercano a Bogotá, en campaña para las elecciones presidenciales de 1990, para las cuales era favorito por su postura contra el narcotráfico y la corrupción.

Velásquez ha reconocido que asesinó directamente a por lo menos 300 personas y que como jefe de los matones de Escobar participó en unos tres mil homicidios en las décadas 80 y 90, como parte de la guerra del cartel de Medellín contra el Estado colombiano y contra mafias rivales.

Entre las víctimas reconocidas por Velásquez está el entonces procurador general de la nación Carlos Mauro Hoyos, secuestrado y asesinado por él mismo en enero de 1988, numerosos magistrados, políticos, jueces, periodistas y policías que se opusieron al imperio criminal de Escobar y el cartel de Medellín.

También ha admitido que participó en el atentado que, en noviembre de 1989, hizo explotar en pleno vuelo un avión de la aerolínea Avianca con 110 personas a bordo que acababa de despegar de Bogotá.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.