• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Vecinos ayudaron a trasladar a los 11 miembros de una familia que fueron asesinados, en Coxcatlán, estado de Puebla, México.

Vecinos ayudaron a trasladar a los 11 miembros de una familia que fueron asesinados, en Coxcatlán, estado de Puebla, México. | Foto: Reuters

Publicado 11 junio 2016

Desde que llegó el presidente Enrique Peña Nieto al poder en diciembre del 2012, el crimen y la violencia ha registrado un fuerte incremento. En 2016, asesinan 55 personas diariamente.

La masacre en la sierra del estado sureño de Puebla muy cerca de Oaxaca sucedió hace casi 24 horas. Hoy es sábado, y ni las autoridades ni los angustiados lugareños de El Mirador saben bien porque un grupo armado masacró a 11 personas a sangre fría. No tuvieron consideración ni por dos niñas menores que mataron y otras dos que dejaron malheridas.

El alcalde de Coxcatlán, Vicente López de Vega, habló con medios internacionales y les dijo que las víctimas eran cinco mujeres, cuatro hombres y las dos niñas.

El funcionario de la municipalidad dentro de la cual está la comunidad de El Mirador dijo que en el hospital están las otras dos menores con lesiones. No supo decir en qué condiciones se encuentran.

>> 2015, año violento para periodistas en México

La Fiscalía de Puebla informó que al ataque sobrevivieron cinco personas, quienes han tenido que ser puestas bajo estricta vigilancia porque temen por su vida.

El trauma y la angustia aún persiste en la pequeña comunidad serrana cuyos pobladores están desconcertados a raíz del ataque de un grupo armado que dicen que llegaron a pie y abrieron fuego indiscriminadamente sobre las víctimas y otros que allí se encontraban.

>> México, con la violencia en aumento

Pero aún es el hecho que nadie entiende el por qué sucedieron los hechos.

Incrédulos ante el incidente, una docena de familiares y amigos acudieron el viernes por la noche a declarar ante investigadores de la fiscalía poblana. Los funcionarios de la dependencia describieron a los testigos como personas profundamente angustiadas y con llanto a veces incontrolable.

El alcalde López de Vega dijo a varios medios que es posible que el crimen tenga que ver con un conflicto religioso. Los habitantes de El Mirador de son evangélico. Los asesinos presuntamente son El Potrero, una comunidad vecina que son católicos por convicción.

>> 27 mil personas han sido desaparecidas por el Estado en México

Pero la Fiscalía de Puebla asegura que su "principal línea de investigación" es "la de conflictos personales".

La versión es sustentada bajo la presunción que hace unos 10 años, indicó la Fiscalía, uno de los atacantes habría violado a una de las víctimas hace casi una década. La mujer tuvo un hijo fruto de ese ataque y vivía con su pareja, quien también fue asesinado.

La Fiscalía señaló que sus sospecha también se sustenta en el hecho que el cadáver de la mujer presentaba "más lesiones con respecto a otras personas".

Una tercera hipótesis, de acuerdo a Proceso, es que hace años El Mirador decidió separarse de El Potrero, lo cual causó resentimiento y, por tanto, el acto de venganza debido al distanciamiento.

Desde que llegó el presidente Enrique Peña Nieto al poder en diciembre 2012, la violencia en todas sus modalidades ha registrado un fuerte aumento. Lugares que una vez fueron muy tranquilos, hoy también sufren los efectos de una crisis de seguridad que afecta a todo el país.

El medio noticioso mexicano Animal Político dijo en Mayo se registran por lo menos 55 asesinatos diarios este año.

En todo el territorio se ha registrado una alza sensible en los homicidios con respecto al año pasado, pero, agregó Animal Político, en cinco estados este crimen aumentó en 100 por ciento. En Colima, el incremento ha sido del 300 por ciento.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.