• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El candidato opositor del Partido Aciòn Ciudadana, Luis Solís, mantiene el primer lugar con el 87 por ciento de los votos escrutados. (Foto: Archivo)

    El candidato opositor del Partido Aciòn Ciudadana, Luis Solís, mantiene el primer lugar con el 87 por ciento de los votos escrutados. (Foto: Archivo)

Publicado 3 febrero 2014

Un nuevo informe del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Costa Rica, indicó que un 32 por ciento de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral de este país no ejerció su derecho al voto en los comicios del domingo para elegir a diputados y al nuevo presidente de la nación; quedando hasta ahora en el primer lugar de esta contienda, el historiador y experto en ciencias políticas, Luis Solís, representante del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC),

De hecho el enviado especial de teleSUR a ese país, Mario Rosales, reportó el domingo que muchas personas se mantenían ese día en el TSE para procesar su documento de identidad el cual deben presentar obligatoriamente para poder votar. “Los costarricenses dejaron este trámite para última hora. Muchos alegan que se les perdió; otros que fueron hurtados”.

Medios locales destacaron este lunes que el desinterés de los costarricenses por participar en elecciones se mantiene desde el año 1998 momento en que el abstencionismo también superó el 30 por ciento, producto del incumplimiento de las promesas de campañas, constantes decepciones políticas y la corrupción.

A pesar de que las estrategias de los candidatos se centraron en motivar a quienes durante las últimas elecciones no fueron a las urnas, finalmente esos mensajes no lograron su objetivo, lo que se podría interpretar como una señal de malestar social.

En las pasadas elecciones de 2010, el abstencionismo bajó un 4 por ciento, pero se mantuvo alto a pesar de que la ahora expresidenta Laura Chinchilla logró el triunfo en primera ronda con una importante ventaja sobre Ottón Solís del PAC.

Para el proceso electoral de 2006, se registró el abstencionismo más alto de la historia del país con casi un 35 por ciento. En esa coyuntura se discutía la aprobación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos lo que generó una polarización entre Liberación Nacional que apoyaba el acuerdo y el PAC que se oponía férreamente.

Además, en ese momento, recién la Sala Constitucional había autorizado la reelección presidencial, lo que le permitió al exmandatario Óscar Arias optar por la silla de Zapote nuevamente. Todos estos elementos aunados a los procesos de investigación y juicios contra los expresidentes Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez se conjugaron en un desánimo general de los electores que finalmente se vio reflejado en las urnas.

Otro escenario con un alto abstencionismo se dio en las elecciones de 2002, cuando por primera vez en la historia del país se tuvo que definir la presidencia en segunda ronda debido a que ningún aspirante alcanzó el 40 por ciento de los votos que establece la ley.

Por otra parte, las elecciones de 1998 marcaron el inicio de una era histórica en cuanto a las personas que decidieron abstenerse de ir a votar. Los resultados electorales revelaron en aquella época un 30 por ciento de abstencionismo, que se convertiría en una tendencia para las elecciones futuras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.