• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • ocho de cada 10 (78,5 por ciento) de los menores de las comunidades indígenas padece condiciones de pobreza, y uno de cada tres de ellos vive en pobreza extrema. (Foto: Archivo)

    ocho de cada 10 (78,5 por ciento) de los menores de las comunidades indígenas padece condiciones de pobreza, y uno de cada tres de ellos vive en pobreza extrema. (Foto: Archivo)

Publicado 30 abril 2014

Un estudio realizado de manera conjunta por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), reveló que más de la mitad, 21,2 millones (equivalente a 53,8 por ciento) de los menores de 17 años se encuentran en pobreza y de éstos, 4,7 millones (12,1 por ciento) sufren pobreza extrema.

El reporte ejecutivo Pobreza y derechos sociales de niños, niñas y adolescentes en México 2010-2012 señala que de los 40 millones de mexicanos menores de 17 años, 6,4 millones (16,4 por ciento) no es pobre ni enfrenta ninguna situación de vulnerabilidad, mientras que 22,4 por ciento (8,8 millones) se ubica en condiciones de vulnerabilidad por carencias sociales y 7,5 por ciento (2,9 millones) es vulnerable por ingreso.

El estudio, presentado este martes en víspera de que se celebre este 30 de abril el Día del Niño en el país, refiere -de acuerdo con el Banco Mundial- que aún cuando la economía mexicana registró un crecimiento anual promedio de 4,3 por ciento entre 2010 y 2012, éste no se vio reflejado en una disminución en los niveles de pobreza entre la población de cero a 17 años.

Atención Urgente

La representante de Unicef en México, Isabel Crowley, subrayó que la pobreza que afecta a este sector de la población debe ser atendida de manera urgente, pues de no hacerlo este flagelo se podría volver permanente para estos menores.

En el informe se advierte que la pobreza no sólo es escasez o insuficiencia de ingresos, sino que se deben considerar otras dimensiones relacionadas con la carencia, como el rezago educativo; el acceso a los servicios de salud, a la seguridad social y a la alimentación; la calidad y espacios de la vivienda, y el acceso a servicios básicos en el hogar.

En ese sentido, el secretario ejecutivo del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, explicó que la medición de pobreza –que se usó para este reporte– señala que en territorio nacional son pobres las personas que tienen de una a tres carencias sociales y un ingreso bajo, y se ubican como pobres extremos quienes tienen un reducido ingreso y de tres a seis carencias.

Indígenas y niños en la miseria

Los datos del informe arrojan que el nivel de miseria es mayor entre los niños y adolescentes que en la población en su conjunto. Mientras la pobreza nacional se ubica en 45,5 por ciento, y de éstos 9,8 por ciento están en pobreza extrema; entre los menores de 17 años las cifras son 53,8 por ciento en pobreza y 12,1 en pobreza extrema.

Uno de los casos más trágicos es el de los menores de las comunidades indígenas, pues casi ocho de cada 10 (78,5 por ciento) padece condiciones de pobreza, y uno de cada tres de ellos vive en pobreza extrema.

El secretario ejecutivo del Coneval planteó que con este reporte se identificaron factores que condicionan mayor pobreza entre los menores de edad: ser indígena y vivir en áreas rurales, ser parte de hogares ampliados o donde el jefe o jefa de familia son de corta edad o tienen baja escolaridad, así como pocas percepciones en el ingreso.

Casi cuatro de cada 10 menores de 17 años en el país experimentan "severos problemas" para acceder a una alimentación sana y variada, lo que afecta significativamente su desarrollo. Más de 80 por ciento de los niños y adolescentes en México no tienen acceso a servicios de seguridad social, poco más de 60 por ciento carece de algunos servicios básicos en su hogar y 40 por ciento no tiene un hogar de calidad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.