• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
ONU condenó los ataques y pidió a todas las partes solucionar el conflicto de manera pacífica por la vía del diálogo.

ONU condenó los ataques y pidió a todas las partes solucionar el conflicto de manera pacífica por la vía del diálogo. | Foto: Prensa Latina

Publicado 25 agosto 2017

El enfrentamiento se dió cuando las fuerzas armadas y la policía fronteriza respondieron a los ataques perpetrados el jueves por la noche con "operaciones de limpieza", dijo la oficina de la gobernante Aung San Suu Kyi.

Milicias de la etnia rohingya del oeste de Myanmar atacaron una veintena de retenes policiales y fronterizos, acción que dejó 71 efectivos muertos, informó la policía este viernes.

Entre los más de 70 muertos de los ataques se contabilizan 59 rebeldes, 11 policías, un soldado y un funcionario, según los últimos datos de las Fuerzas Armadas, que informan también de once heridos, tres de ellos graves, y un detenido.

El enfrentamiento se dio cuando las fuerzas armadas y la policía fronteriza respondieron a los ataques perpetrados el jueves por la noche con "operaciones de limpieza", dijo la oficina de la gobernante Aung San Suu Kyi .

Una testigo en el municipio de Maungdaw afirmó, en conversación telefónica con las autoridades del orden, que los soldados entraron a la aldea el viernes alrededor de las 10H00 de la mañana (hora local), incendiaron viviendas y otras propiedades y mataron al menos a 10 personas.

Según las declaraciones de la testigo, quien utilizó un sobrenombre por temor a las represalias, la mayoría de los aldeanos huyeron hacia unas montañas cercanas. Además, dijo que en la noche todavía se escuchaban disparos y explosiones y se veía humo.

La milicia Ejército de Salvación Arakan Rohingya (ESAR) asumió la responsabilidad por los ataques a más de 25 puestos de control y admitió que fueron en defensa de comunidades musulmanas rohingya que habían sufrido abusos a manos de las fuerzas del gobierno.

Grupos de derechos humanos acusaron al ejército de matanzas, violaciones, incendios de viviendas y otros abusos.

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas (ONU) condenó los ataques y pidió a todas las partes solucionar el conflicto de manera pacífica por la vía del diálogo.

"Instamos a todas las partes a abstenerse de la violencia, proteger a los civiles, restaurar la ley y el orden y resolver los problemas a través del diálogo y por medios pacíficos", recalcó la coordinadora residente de Naciones Unidas en Birmania (Myanmar), Renata Lok-Dessallien, en una declaración dada a conocer en la rueda de prensa bisemanal de la ONU en Ginebra.

>> Unos 12 muertos deja ataque a puestos de Policía en Birmania


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.