• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Martinelli habría gastado millones de dólares en equipos de espionaje

Martinelli habría gastado millones de dólares en equipos de espionaje | Foto: EFE

Publicado 12 diciembre 2014

Un fuente anónima reveló al diario La Prensa, que el expresidente Ricardo Martinelli, obtuvo bases de datos del Tribunal Electoral y de la telefonía móvil para conocer los planes de políticos, diputados y hasta ciudadanos del país. Además escuchó conversaciones privadas de sus adversarios.

El expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, usó equipos de espionaje durante su mandato para conocer información precisa de funcionarios políticos de oposición, de su partido y ciudadanos del país. 

De acuerdo con la información de los diarios locales, La Prensa, La Estrella y Telemetro, el gobierno de Martinelli compró este equipo telecomunicacional de espionaje a Israel por 13,4 millones de dólares.

A principios de año, Martinelli declaró tener más información sobre Panamá de lo que muchos creían y alardeó de tener cierto control de ello. "Créanme que yo sí tengo el dossier y el pedigrí de todo, de todos en este país. Yo sé que ha hecho cada uno, y que no ha hecho cada uno", decía a sus diputados y ministros. 

Esta declaración coincidió meses después,-antes de las elecciones presidenciales-, con el descubrimiento de una base de datos que utilizó el partido Cambio Democrático liderado por Martinelli, que evidencia la recopilación de información personal, laboral, familiar, política y social de los panameños. 

Lee: Revelan plan encubierto de USAID contra Cuba

Posteriormente, el Tribunal Electoral denunció que la página web del excandidato presidencial que abanderaba Martinelli, José Domingo Arias, extrajo información confidencial del Sistema de Verificación de Identidad y datos de seguridad analizados por ministros de la presidencia, Gobierno, Ministerio Público, la Policía Nacional,y la Contraloría General.

Es un sistema de espionaje comprado a la empresa MLM  Protection de Israel que infectaba computadores, infiltraba redes telefónicas, capturaba conversaciones, y era controlado por el jecutivo desde julio de 2010.

Panamá compró el equipo en mayo de ese año, a través del Fondo de Inversión Social (FIS). En el acta aparecen las firmas del ministro de la Presidencia Demetrio Papadimitriu, como presidente de la junta directiva, del director del FIS, Giacomo Tamburrelli, de la viceministra de Educación, Mirna de Crespo.

Martinelli se burló de conversaciones privadas, de reuniones y de estrategias que planeaban adversarios en entrevistas a medios locales. Sin embargo, nadie se preguntó por qué el expresidente decía manejar esa información, hasta ahora que una fuente reveló los hechos al diario La Prensa bajo el anonimato. 

El equipo de la empresa israelí podía captar de forma remota una computadora y recopilar información personal y de varios programas, entre ellos Skype y Microsoft Word. Además de infiltrarse en las redes y copiar bases de datos de telefonía móvil y mensajería instantánea (WhatsApp y Blackberry Messenger).

Podía también escuchar una conversación privada, registrar huellas dactilares y analizar comportamiento sicológico de un objetivo humano según su tono de voz. Durante la campaña de Arias, el equipo desapareció y aún no sabe de su paradero. 

El director del Consejo de Seguridad, Rolando López, denunció la desaparición del equipo y acusó a su antecesor, Alejandro Garuz, consuegro de Martinelli, ante la Fiscalía Segunda Anticorrupción, pero Garuz aseguró no saber nada, al igual que varios funcionarios de Gobierno. 

Violación de derechos 

El comportamiento de Martinelli y sus acciones de espionaje es calificado como como violatorio de las garantías ciudadanas, por el miembro de Alianza Ciudadana Pro-Justicia, Carlos Lee.

“Definitivamente se violaron los derechos fundamentales. La Constitución establece una serie de garantías que fueron abiertamente violentados por el gobierno que presidía Martinelli”, indicó el político.

El artículo 167 de la Constitución panameña indica que hechos como este son condenados con prisión:

“Quien, sin contar con la autorización de la autoridad judicial, intercepte telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción de conversaciones no dirigidas al público será sancionado con pena de dos a cuatro años de prisión”.

Por otra lado, Martinelli violó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, suscrita por Panamá en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1948, que en su artículo 12 establece: “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación...”.

Lee: La Apertura en los Medios Liberales Nunca Sera Suficiente, ¿que podemos hacer? 

Tags

espionaje

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.