• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Aswat considera que criminalizar la homosexualidad va contra la propia Constitución marroquí.

Aswat considera que criminalizar la homosexualidad va contra la propia Constitución marroquí. | Foto: La Marea

Publicado 16 mayo 2015

La campaña solicita el fin de la persecución contra los ciudadanos y ciudadanas por su orientación sexual o su identidad de género.

El colectivo clandestino gay Aswat (Voces) lanzó por Internet una campaña para recolectar firmas a fin de exigir la despenalización de la homosexualidad en Marruecos, donde el código penal la señala como un delito.

A través de un comunicado, la organización ha informado que hasta ahora han contado con el apoyo de 37 personalidades, entre las cuales destacan militantes feministas, artistas de diversos géneros o activistas de movimientos pro derechos humanos.

Opina en teleSUR → ¿Qué piensas sobre la homofobia?

Uno de lo que se sumó a esta iniciativa fue el escritor Abdalá Taia, quien asumió públicamente su homosexualidad y la parlamentaria del Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), Jadiya Ruisi.

La campaña lanzada con ocasión del Día Internacional contra la Homofobia, solicita "el fin de la persecución contra los ciudadanos y ciudadanas por su orientación sexual o su identidad de género", así como la abrogación del artículo 489 del Código Penal que castiga con penas de seis meses a tres años de cárcel "a quien cometa un acto impúdico o contra natura con individuos de su mismo sexo".

El Gobierno ha preparado un anteproyecto de reforma del Código Penal en el que ese artículo no desaparece, sino que endurece las sanciones, ya que las multas que el delito lleva aparejadas se multiplican por veinte.

Lea aquí→ ¿Qué piensan los famosos sobre la homofobia?

Asimismo, el ministro de Justicia Mustafa Ramid, ha resaltado que ni la homosexualidad ni las relaciones extramaritales serán despenalizadas, pues tienen que ver con "la garantía del orden público".

Aswat considera que criminalizar la homosexualidad va contra la propia Constitución marroquí y contra las convenciones internacionales firmadas por Marruecos contra las discriminaciones por razones de sexo o de identidad sexual.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.