• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Varios trenes parados en la estación de Seevetal, Alemania.

Varios trenes parados en la estación de Seevetal, Alemania. | Foto: EFE

Publicado 6 noviembre 2014

Trabajadores de la compañía alemana de ferrocarriles iniciaron una huelga por cuatro días como medida para presionar en las negociaciones de su convenio colectivo.

Desde este miércoles maquinistas de la compañía alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn (DB) iniciaron una huelga por cuatro días, la más larga en 20 años.

El sindicato alemán de maquinistas DB había convocado el pasado martes a una nueva huelga de sus miembros, desde el miércoles por la tarde hasta el lunes por la mañana.

Las exigencias de los maquinistas incluye un aumento salarial del 5 por ciento por un período de dos años y una reducción de la jornada laboral de dos horas semanales.

El jefe del sindicato de maquinistas GDL, Claus Weselsky, quien ha acusado al consorcio de mantener una postura de bloqueo, manifestó que "en ningún momento renunciaremos a nuestros derechos fundamentales para hacerle un favor al empleador Deutsche Bahn".

La huelga se produce cuando Alemania se dispone a conmemorar este fin de semana el 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín.

Deutsche Bahn quiere intentar que circule un tercio de los trenes previstos, pero en todo caso se esperan grandes retrasos en las líneas. La compañía ferroviaria alemana asegura transportar 5.5 millones de pasajeros y mas de 600 mil toneladas de mercancías cada día.

El pronunciamiento oficial correspondió a la canciller Angela Merkel, quien apeló a la "conciencia y la responsabilidad colectiva" de los maquinistas. Merkel subrayó que las huelgas, "constituyen una posibilidad más en las negociaciones de un convenio colectivo".

Igualmente la Confederación de la Industria Alemana ha advertido de las graves consecuencias para las empresas y ha denunciado que "el comportamiento desmedido del GDL es irresponsable y conlleva enormes perjuicios económicos", mientras la Cámara de Industria y Comercio tildó a la huelga de los maquinistas como "veneno para Alemania como centro económico e industrial".

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.