• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los protestantes rechazan las intenciones del primer ministro japonés, Shinzo Abe, de reactivar la central nuclear de Fukushima, paralizada desde 2011 por el terremoto y posterior tsunami que devastó al archipiélago (Foto: Reuters)

    Los protestantes rechazan las intenciones del primer ministro japonés, Shinzo Abe, de reactivar la central nuclear de Fukushima, paralizada desde 2011 por el terremoto y posterior tsunami que devastó al archipiélago (Foto: Reuters)

Publicado 9 marzo 2014

Miles de personas se congregaron este domingo en las calles de Tokio, capital de Japón, para rechazar el uso de la energía nuclear en ese país, a dos días del tercer aniversario del accidente ocurrido en Fukushima, que dejó más de 20 personas fallecidas.

Los manifestantes rechazan las intenciones del primer ministro, Shinzo Abe, de reactivar la actividad de la central nuclear, ubicada en el archipiélago de ese país (centro), la cualq se ha mantenido detenido y en proceso de inspección constante por medidas de precaución.

Por su parte, el gobernante nipón considera que la energía nuclear es indispensable para Japón, debido a que no disponen de suficientes recursos naturales ni energéticos para explotar. Esto ha disparado las importaciones masivas de petróleo y generado inestabilidad económica para el país.

“Japón no cuenta actualmente con electricidad de origen nuclear. Si continuamos con esta política de tolerancia cero a la energía nuclear, si nos esforzamos en promover la energía renovable y si invertimos en tecnología de bajo consumo energético, podremos vivir sin energía nuclear" expresó Yasuro Kawai, manifestante de 66 años.

Algunos de los manifestantes participaron con instrumentos músicales que utilizan energía natural proveniente de paneles solares; mientras que algunos de los comerciantes realizaban ventas de mercancía producida en Fukushima.

Abe visitó la central nuclear el sábado para verificar los avances en las obras de reparación de la nuclear, e incluso comió productos marinos provenientes de la región ante los medios de comunicación para generar una imagen de confianza en la ciudadanía.

El sismo de magnitud 9 y el posterior tsunami ocurrido el 11 de marzo en Fukushima generaron un desastre en la central nuclear que ocasionó un total de 15 mil 884 muertos y dos mil 636 personas desaparecidas.

Existe la posibilidad de que antiguos habitantes de la ciudad de Tamura puedan regresar a sus viviendas a partir del 1 de abril, cuando sea retirada la primera orden de precaución sobre la zona activada desde el día de la catástrofe.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.