• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Santos debería tomar cartas en el asunto por la campaña de odio que se gesta todos los dìas desde el Gobierno de Colombia", aseguró Maduro.

"Santos debería tomar cartas en el asunto por la campaña de odio que se gesta todos los dìas desde el Gobierno de Colombia", aseguró Maduro.

Publicado 5 septiembre 2015

El Presidente insistió en acabar con el paramilitarismo e instó a Juan Manuel Santos a frenar la campaña de odio que se gesta desde Colombia.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó este sábado a teleSUR que lo que se busca tras haber decretado el estado de excepción en una parte de la zona limítrofe con Colombia es “lograr una frontera de paz" y no una pelea con el presidente colombiano Juan Manuel Santos, como han querido hacer ver muchos medios de comunicación.

"Yo quiero una frontera de paz, yo no quiero pelear con el presidente Santos", indicó el mandatario.

Vea aquí: Venezuela pide a Colombia verdad y diálogo sobre la frontera

En una llamada telefónica exclusiva al canal multiestatal desde Catar, el jefe de Estado venezolano sostuvo que el tema mayor que se tiene que analizar para resolver el drama humanitario en la frontera es el abandono de la zona por parte del Gobierno de Colombia, país donde "se hizo un plan para las grandes ciudades pero la frontera la abandonaron".

Maduro denunció que en el área “el fenómeno paramilitar está vivo, crudo y quien lo sufre es el pueblo”.

El jefe de Estado reiteró su disposición para hablar con su par colombiano, Juan Manuel Santos, sobre el asunto y, al mismo tiempo anunció que hay naciones de América Latina y el Caribe que están trabajando por el acercamiento.

“La gente quiere que nosotros resolvamos nuestras diferencias amándonos, como naciones hermanas”, agregó.

Instó a su homólogo colombiano a tomar acciones para frenar la campaña de odio que se gesta desde ese país y ratificó su amor por la nación vecina, al tiempo que dijo que confía en el presidente Santos y lo respeta, pese a que creen en modelos socioeconómicos distintos.

Por último, volvió a expresar su amor a Colombia y comentó que aunque vio en un medio colombiano que varias personas se molestaron por verlo bailar cumbia, dijo que eso es algo que a él no le avergüenza.

“Ojalá el presidente Santos bailara un joropo (...) Nuestro pueblo baila la cumbia, la salsa; yo abracé y besé la bandera de Colombia (...) Yo soy así: hombre del pueblo, un trabajador, un hombre del pueblo. No al odio, a cantos de guerra. ¡Qué viva Bolívar, Colombia y Venezuela!”, culminó.

Vea también:

Amplían paso fronterizo para entrada de estudiantes colombiano

Colombia-Venezuela: paramilitarismo, contrabando y cierre de frontera

Contexto: 

El pasado 19 de agosto el presidente Nicolás Maduro decretó un estado de excepción en la zona limítrofe de la Región Andina (colindante con Colombia) en aras de recuperar el control y la seguridad fronteriza, luego de que efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) fueron heridos de gravedad, atacados por la espalda a balazos mientras investigaban el contrabando de extracción en el lugar. 

Desde entonces se cerró de manera preventiva la frontera con Colombia, mientras se desplegó la Operación Liberación del Pueblo (OLP) en cinco municipios del estado Táchira (suroeste de Venezuela):  Bolívar, Ureña, Junín, Libertad e Independencia, que después fue extendido a Rafael Urdaneta. 

Las autoridades venezolanas con esta medida han logrado desarticular mafias de contrabando, casas de explotación laboral y sexual, así como el arresto de más de 32 paramilitares y la incautación de 500 toneladas de alimentos aproximadamente, que fueron desviadas con el propósito de ser sacadas al país vecino de forma ilegal para su especulación, como parte de la guerra económica que afronta el Gobierno de Nicolás Maduro. 

Vea esto-→ Lo que Venezuela halló en su frontera con Colombia 

En vista de los delitos e irregularidades que se detectaron en la frontera con Colombia, el mandatario venezolano decidió extender la medida a otros cuatro municipios tachirenses: Lobatera, Panamericano, García de Hevía y Ayacucho. 

El presidente Maduro ha destacado en diferentes oportunidades que el cierre fronterizo es sólo para combatir el contrabando, pues su nación y Colombia son naciones hermanas que comparten una misma historia. Exhortó a Santos a contribuir con una frontera de paz. 

La medida del estado de excepción está avalada por la Carta Magna venezolana y estará vigente hasta que cesen las actividades delictivas que también atacaban a la moneda de Venezuela por un tipo de cambio ilegal. 

Gracias a la OLP se han repatriado a Colombia más de mil personas que no tenían sus papeles en regla para vivir en la frontera. El Gobierno venezolano da fe que todo el procedimiento se hace en el marco de los derechos humanos, con el debido respeto a la integridad familiar. 

Las personas que habitan en la zona fronteriza aseguran que ahora viven más tranquilos y que pueden acceder a alimentos de la cesta básica que antes estaban disponibles pero a un precio tres veces más alto. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.