• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Argentina afirmó que "la gobernabilidad no está más en discusión" y acusó al kirchnerismo y al Frente Renovador de "no hacer una sola autocrítica en 14 horas de sesión".

El presidente de Argentina afirmó que "la gobernabilidad no está más en discusión" y acusó al kirchnerismo y al Frente Renovador de "no hacer una sola autocrítica en 14 horas de sesión". | Foto: Página 12

Publicado 19 diciembre 2017

"Los cambios generan incomodidad claramente, pero son necesarios", dijo el mandatario en una rueda de prensa luego de la represión, que justificó por la supuesta violencia generada por los manifestantes frente al Congreso. 

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, realizó este martes una conferencia de prensa en la que aseguró que aunque las reformas generan malestar en la población estas "son importantes y necesarias para un mejor futuro".

Macri justificó la represión policial argumentando que los efectivos solo hacían su trabajo y aclarando que ellos siempre están al servicio de la comunidad.

>>Maradona lamenta represión contra manifestantes argentinos

Las protestas se dieron este lunes cuando se debatía en el Congreso la polémica reforma del sistema de pensiones impulsada por el Gobierno.

Una ley completamente neoliberal que va en contra de los jubilados, pero que sí favorece a los sectores más ricos de la sociedad argentina.

El Gobierno argentino ha decidido bajar los impuestos a las clases adineradas, los favorece, pero a las clases más vulnerables le baja los beneficios sociales y lo justifica señalando que las reformas son necesarias para encaminar al país a un mejor futuro. 

Tras la llegada al poder de Macri al menos un millón y medio de argentinos cayó en la pobreza. Es decir, unos seis millones pasan hambre en el país, 2.700.000 están en situación de indigencia y 1.500.000 son considerados nuevos pobres, según datos de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Asimismo, el desempleo aumentó y apenas tomó las riendas de la nación 23.369 personas fueron despedidas, el Gobierno justificó los masivos despidos argumentando que las empresas no pudieron sostenerse debido a la crisis económica.

Macri sostiene que la línea de trabajo que está siguiendo es la que permitirá al país salir adelante. Además, recordó que durante la cumbre del G20 todos los presentes coincidieron en que él está en el camino correcto y, a su juicio, ellos no tienen porqué mentir.

>>Sesenta mil pasajeros afectados por paro de gremio aeronáutico

Pese a que este lunes el país amaneció inmerso en una serie de protestas, el jefe de Estado señaló que la reforma jubilatoria ya no está en discusión, que el Congreso está trabajando como corresponde, y él está haciendo los cambios que deben hacerse. 

"El futuro se construye haciendo cosas distintas, mejores, no hay magia", resaltó Macri. 

Según el mandatario argentino las medidas tomadas han permitido que el país se vaya recuperando, vaya creciendo, y que ahora se encuentre más cerca del mundo. 

Asimismo, señaló que es esa la línea de trabajo que  les permitirá  a los argentinos salir adelante, pero se trata de un proceso largo.

El jefe de Estado también resaltó que los hechos ocurridos el lunes fueron orquestados por líderes opositores y que estos sucesos solo buscaban que el Parlamento no debatiera una reforma que va a "favorecer nuestros abuelos".

"Toda esa violencia que vimos, claramente orquestada, la vamos a enfrentar junto a la justicia, para entender quiénes son los responsables, porque no fue algo espontáneo", señaló el mandatario.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.