• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El nuevo Gobierno deberá garantizar los logros que dejó la década ganada. 1

El nuevo Gobierno deberá garantizar los logros que dejó la década ganada. 1 | Foto: Reuters

Publicado 23 noviembre 2015

El nuevo Presidente electo de Argentina, Mauricio Macri está obligado a pactar con facciones del peronismo para llevar adelante su Gobierno con el congreso en contra.

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri llega al poder tras 12 años del Kirchnerismo con un Parlamento en contra, con el que tendrá que dialogar para llevar adelante su gestión. 

Los especialistas señalaron que Macri deberá buscar el apoyo de gobernadores y sindicatos de corte peronista para garantizar la gobernabilidad en el país.

Macri prometió una serie de “cambios rápidos” para reactivar la economía y revertir controles cambiarios y restricciones a las exportaciones que, según él, ahuyentaron a inversores extranjeros, sin embargo, durante su campaña para el balotage señaló que mantendrá los planes sociales y que buscará reducir la inflación. 

Lee → Macri y su modelo de gobierno para Argentina

A pesar de las promesas, el nuevo Gobierno de derecha en Argentina deberá lidiar con el derrumbe de las políticas económicas neoliberales que en su momento, antes de la llegada de los kirchner, llevaron a una profunda crisis social, económica y política a esta nación. 

Mauricio Macri asumirá las riendas de la nación suramericana el próximo 10 de diciembre, luego de obtener el 51.40 por ciento de los votos. 

Retos del Gobierno de Mauricio Macri

Mauricio Macri deberá llevar un Gobierno sin un partido político fuerte y con un Congreso en contra, para negociar y llevar a cabo cada una de sus promesas. 

La victoria por tan solo un 2% de diferencia deja ver que sera un Estado con un país dividido políticamente.

Según el analista político Rosendo Fraga, el principal desafio del nuevo Gobierno será lograr una coalición para mandar que debería incluir al peronismo para garantizar la gobernabilidad del país y evitar el aumento de la conflictividad política.

Otro de los grandes retos seré el de gobernar con la sombra del kirchnerismo, tras 12 años en el poder y de logros y avances a nivel social. El nuevo mandato se verá en la obligación de aplicar medidas sociales que lo alejen de la década ganada.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.