• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"El país no va a parar y continuará avanzando", aseguró Temer.

"El país no va a parar y continuará avanzando", aseguró Temer. | Foto: EFE

Publicado 1 julio 2017

Asediado por movimientos sociales, sindicatos e incluso por la Fiscalía, el presidente no electo de Brasil desafió a los huelguistas.

El presidente de facto de Brasil, Michel Temer, denunciado esta semana por un presunto delito de corrupción, defendió este viernes los resultados de sus políticas neoliberales justo cuando sindicatos y movimientos sociales protestaron en las principales ciudades del país en su contra.

"Con el aumento de las inversiones, con la aceleración del consumo y las acciones que están reduciendo las tasas de interés, dentro de poco regresará de forma definitiva el crecimiento y el empleo; Brasil está caminando, a pesar de que algunos pretenden parar nuestro país", dijo Temer para añadir que "no lo conseguirán".

>> Huelga en Brasil pide renuncia de Temer y anulación de reformas

Temer pronunció estas palabras en un video difundido al final de la tarde del viernes en redes sociales, donde repasó algunas de las acciones de Gobierno realizadas la última semana para evidenciar que el trabajo continúa, a pesar de que el país está sumido en una grave crisis política.

Sin hacer mención directa a la huelga general de este viernes, el mandatario no electo recordó que, bajo su mandato, ha sido posible reducir la inflación más de siete puntos porcentuales y situarla en mayo en el 3,6 por ciento interanual y volver a la senda del crecimiento tras dos años de profunda recesión.

"Reflejo de las medidas que están siendo tomadas y que van a contribuir para mejorar la vida de los brasileños", añadió.

Además, resaltó la reforma laboral propuesta por su Gobierno, a pesar de que es rechazada por las más grandes centrales sindicales del gigante amazónico, por movimientos sociales y por partidos de oposición.

"El país no va a parar y continuará avanzando", afirmó Temer en su discurso, enunciado justo cuando se llevó a cabo la segunda huelga general del año, tras la del pasado 28 de abril.

>> Magistrado brasileño concede semilibertad a ex asesor de Temer

La huelga general, que no consiguió paralizar por completo Brasil pero sacó a las calles a miles de personas en los 27 estados del país, se produce en medio de una crisis política histórica que amenaza con desalojar del poder a Temer, a quien la Fiscalía denunció el lunes por un supuesto delito de corrupción pasiva.

El gobernante, quien en ningún momento de su pronunciamiento habló de su delicada situación jurídica, es investigado además por los delitos de obstrucción a la Justicia y asociación ilícita, lo que podría derivar en nuevas demandas en su contra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.