• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Una niña desplazada al norte de Irak.  (Foto: Reuters)

Una niña desplazada al norte de Irak. (Foto: Reuters) | Foto: Reuters

Publicado 9 septiembre 2014

Al menos 700 niños, muchos de ellos mutilados o usados para perpetrar ataques suicidas con bomba, se cuentan entre las víctimas del autodenominado Estado Islámico (EI) en Irak, según cifras de la ONU.  Los que han logrado sobrevivir están hacinados en escuelas, edificios abandonados y hasta hospitales que les sirven de refugio junto a sus familias. 

La violencia que ha traído el autodenominado Estado Islámico al norte de Irak ya deja 1,8 millones de desplazados, de los cuales por lo menos la mitad son niños.

1.8 millones de desplazados.  Al menos la mitad son niños.

Miles de pequeños están refugiados en escuelas, mezquitas, hospitales, casas de familia y hasta edificios en construcción, donde reciben muchas veces, como única comida, un cuenco de arroz o de sopa. Los adultos deben restringir su ingesta a una sola vez al día, para guardar más para los niños.

Faleh, un niño iraquí desplazado por la violencia, vive ahora en un pueblo en Dohuk, en el kurdistán iraquí (norte), debe caminar más de un kilómetro diariamente junto a sus primos para buscar la comida que su familia, y otras tres consumirán en el día.

"Escapamos de la tierra de mi abuelo. Era un bonito sitio en el pueblo. Ahora estamos aquí, sin hogar, dejamos nuestras casas atrás. Antes no teníamos problemas, nuestra casa era muy bonita. Nunca deseamos venir aquí", dice entre lágrimas en un videoreportaje difundido por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Zidan, el primo de Faleh, asegura que durante el largo camino que lo llevó desde su hogar en Sinjar, al noreste de Irak, hasta Dohuk, un poco más al oeste, vio a muchas personas desvanecerse a causa de la sed.

“Dejamos todo atrás y fuimos a la montaña. Dejamos nuestra casa. Encontramos árboles bajo los que tumbarnos. No teníamos ropa que vestir. No teníamos nada, no tuvimos nada hasta que llegamos aquí. En el camino vi mucha gente que caía al suelo porque tenía sed".

El número de personas que necesitan urgentemente agua potable, saneamiento e higiene y acceso a servicios sanitarios asciende a 1,5 millones. Además es necesario proteger a los niños de enfermedades y asegurar que tengan acceso a la educación, espacios seguros y servicios de protección en medio de la violencia.

Emergencia educativa

Una “emergencia educativa” enfrentan estos cientos de miles de niños, pues gran cantidad de escuelas están siendo usadas como refugios por familias desplazadas.

El gobierno regional kurdo asegura que las escuelas abrirán como estaba previsto, el próximo miércoles. Sin embargo, más allá del reto de educar a los desplazados, está la preocupación sobre el destino de los que ahora viven en las escuelas.

“Es una gran tragedia para los niños,” indicó la experta en educación de Unicef, Brenda Haiplik .

“La educación salva vidas. Luego de que un niño ha ido y vuelto del infierno, la educación le da una oportunidad de continuar su vida. Sin eso, el futuro es incierto”.

Pishtiwan Sadiq, ministro de la educación de la región kurda, aseguró que el período escolar, para los residentes locales, comenzará en todas las localidades según su planificación, excepto por Dohuk, donde la ONU asegura se encuentra el 64% de los desplazados del norte.

Al menos 700 niños han sido asesinados por el autodenominado Estado Islámico en Irak

“Tan pronto se les otorgue una vivienda (a las familias desplazadas),estaremos listos para cubrir sus necesidades educativas,” declaró Sadiq a la agencia AFP.

Sadiq alertó que la ayuda internacional para atender la grave crisis humanitaria causada por los yihadistas no es suficiente, y el Gobierno kurdo lucha por buscar, en su escasa infraestructura, dónde mudar a los desplazados para recuperar las escuelas.

“El Gobierno kurdo no tiene la infraestructura necesaria para dar refugio a los desplazados y la ayuda de la comunidad internacionales es muy escasa”.

“No sabemos que nos depara el futuro,” dijo Noel Jamil, cuya familia conformada por 11 personas comparte un salón de clases con otras tres familias en una escuela en Ainkawa, un suburbio de Arbil.

Jamil, maestro y cuya familia se vio forzada a abandonar su pueblo Qaraqosh hace muchas semanas, declaró: “Si empieza el año escolar, tendríamos que irnos de acá e ir a un campo de refugiados, o tal vez a algún otro lado. No sabemos a dónde iremos.” ... “Tampoco sabemos cuando tendrán nuestros hijos la oportunidad de volver a clases.”

Una familia duerme en el piso en el norte de Irak.  Huyen del EI.  (Foto: Reuters)

Ahlam Kamel,  de 45 años y madre de cuatro niñas refugiadas en una carpa en el patio de la escuela, confirmó las preocupaciones de Jamil.

“La educación es todo para nosotros, es la garantía del futuro de mis niñas (...) No puedo expresar en palabras cuánto sufrimos,” expresó Kamel mientras su hija de 12 años, Siba, jugaba en silencio.

Masacre

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha cifrado en unos 700 los niños que han muerto a manos del EI (Daesh, en árabe).

La representante especial de la ONU para Niños y Conflictos Armados, Leila Zerrougui, durante una sesión del Consejo de Seguridad, declaró que algunos de los menores han sido mutilados en Irak, donde los miembros del grupo terrorista han acabado con la vida de centenares de inocentes.


En la región Dohuk, en el kurdistán iraquí está el 64% de los desplazados del norte

Los miembros del EI “utilizan a niños en edades que a duras penas llegan a los 13 años para llevar armas, mantener lugares estratégicos y arrestar a civiles (...) Otros niños participan en ataques suicidas”, ha asegurado Zerrougui. 

Terrorismo Made in USA

En su más reciente artículo titulado “La OTAN pretende prohibirles a Rusia y China que se desarrollen”, el intelectual francés e internacionalista Thierry Meyssan, asegura que el EI o el Califato, fue concebido, entrenado y armado por Estados Unidos, que públicamente debe negarlo y combatirlo, pero que lo apoya por debajo de la mesa.

El EI usa niños de hasta 13 años para transporte de armas

“Una intensa campaña ha demonizado esa organización yihadista, cuyos crímenes en realidad no son nuevos. Lo único nuevo es que ahora arremete contra la población iraquí. Muchas veces hemos explicado que el Emirato Islámico (ex EIIL) es una creación de Occidente y que, a pesar de las apariencias, su acción en Irak está en perfecta correspondencia con el plan estadounidense de dividir ese país en 3 Estados diferentes (1). Para concretar un proyecto que constituye un crimen contra la humanidad, porque implica la realización de una limpieza étnica, Washington ha recurrido a un ejército privado al que tiene que condenar públicamente aunque sigue sosteniéndolo por debajo de la mesa”.

Niños desplazados en Irak. (Foto: Reuters)

La cadena de noticias iraní Hispan TV, publica en su artículo “EEUU, cerca de regreso a Irak con ayuda del terrorismo”, que los crímenes de lesa humanidad que cometen los miembros del EI sería la justificación que Washington necesita para regresar a Irak.

“En cuanto a los takfiríes del EIIL y sus actividades existen dos hipótesis; la primera pone de manifiesto que el importante papel de Occidente en la formación de ese grupo el cual mediante un guión preescrito, comete crímenes contra la humanidad, como la matanza de minorías, entre ellas los kurdos izadíes, y el asesinato de periodistas, provocando así la furia de la opinión pública mundial y justificando el regreso de EE.UU. a ese país”.  

----------- 

Referencias:

(1) Ver principalmente (1) «“Kurdistán”… pero al estilo israelí»; (2) «John McCain, el organizador de la “primavera árabe” y el Califa» y (3) «El gran viraje saudita», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 13 de julio, 18 de agosto y 1º de septiembre de 2014.

teleSUR le invita a profundizar más sobre este tema en esta infografía: 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.