• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Papa aboga porque la Iglesia católica sea más inclusiva.

El Papa aboga porque la Iglesia católica sea más inclusiva. | Foto: Reuters

Publicado 10 julio 2015

El Papa Francisco visitó Ecuador desde el 5 hasta el 8 de julio, donde además de compartir con los ecuatorianos también dejó varios mensajes relacionados con la familia, la inclusión social y la necesidad de dialogar para construir una mejor sociedad.

El Sumo Pontífice culminó su visita a Ecuador con un aclamado mensaje de justicia social para los pobres en una gira que incluye también a Bolivia y Paraguay. Conozca los mensajes del Papa durante su estadía en la nación suramericana.

Reivindicar a las minorías

El papa Francisco expresó este domingo tras su llegada a Ecuador que las minorías vulnerables son la deuda que tiene América Latina y afirmó que como representante de la Iglesia católica no puede separarse del pueblo menos favorecido. 

"Las minorías más vulnerables son la deuda más grande que aún Latinoamérica tiene", razón por la que pidió poner atención a “nuestros hermanos más frágiles”.

¿Que te pareció esta noticia?

El diálogo

El martes, el Papa Francisco reiteró en Quito, capital de Ecuador, su llamado al diálogo ante los intentos desestabilizadores de la derecha local para generar crisis y violencia en ese país en las últimas semanas. 

Durante una reunión con representantes de la sociedad civil en la plaza frente a la iglesia de San Francisco, el Sumo Pontífice expresó que el diálogo es "necesario, fundamental para llegar a la verdad, que no puede ser impuesta, sino buscada con sinceridad y espíritu crítico".

Francisco precisó que al reconocer lo bueno que hay en los demás, "incluso con sus limitaciones, vemos la riqueza que entraña la diversidad y el valor de la complementariedad", al tiempo que instó a los grupos indígenas, a los afroecuatorianos, a las mujeres y a todas las fuerzas sociales a ser protagonistas imprescindibles en ese diálogo.

Inclusión social

La necesidad de luchar por la inclusión a todos los niveles, evitando el egoísmo e incentivando la comunicación, fue otro de los mensajes del Papa en su visita a Ecuador.

Durante la misa ofrecida en el Parque Bicentenario de Quito, la segunda de su visita a Ecuador, el Sumo Pontífice consideró que los seres humanos no pueden tener unidad si “tenemos una búsqueda estéril de poder, prestigio, placer o seguridad económica, a costilla de los más pobres, de los más excluidos, de los más indefensos, quienes no pierden su dignidad pese a que se la golpean todos los días”.

Fortalecer la educación con valores

“Hay que activar una educación de emergencia para que los jóvenes puedan obtener un trabajo y puedan subsistir en la vida”, fueron las palabras del máximo líder de la Iglesia.

Desde Quito, el Papa abogó por la “creación de más empleos y un crecimiento económico que llegue a todos". Lamentó que en países de Europa se vea el fenómeno de los jóvenes ni-ni, que ni estudian ni trabajan.

“La falta de trabajo caen en la adicción (de estupefacientes), en la tristeza, en la depresión, en el suicidio o se enrolan en proyectos de locura social que al menos representen un ideal", señaló.

Mensaje a los sacerdotes y monjas 

El Sumo Pontífice instó a los religiosos a servir al pueblo: "dar gratis lo que recibieron gratis".

En ese sentido, recordó que los religiosos no pagaron entradas para entrar en un seminario, por ello, exhortó a no caer en un "alzheimer espiritual" que les haga olvidar sus orígenes. Además, señaló la gratuidad como el único camino.

 

Ética de la Iglesia

“Evangelizar, esa es nuestra revolución”, expresó el Papa respecto a las funciones de la Iglesia. Asimismo, reafirmó ante una multitud de ecuatorianos en el Parque Bicentenario de Quito que “nuestra fe siempre es revolucionaria, ese es nuestro más profundo y constante grito".

Instó a la Iglesia a evangelizar sin proselitismo, debido a que “muchos hacen una caricatura de la evangelización”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.