• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
  • Más de 17 mil hectáreas fueron dadas por perdidas debido a las inundaciones por el temporal de lluvias que azotan el departamento de Beni; mientras que en La Paz las plantaciones de yuca, banano, arroz y cítricos fueron devastadas (Foto: Archivo)

    Más de 17 mil hectáreas fueron dadas por perdidas debido a las inundaciones por el temporal de lluvias que azotan el departamento de Beni; mientras que en La Paz las plantaciones de yuca, banano, arroz y cítricos fueron devastadas (Foto: Archivo)

Publicado 6 febrero 2014



El último balance presentado este jueves por el Ministerio de Defensa boliviano indica que el temporal de lluvias que azota a Bolivia desde el pasado mes de septiembre ha dejado un saldo momentáneo de 38 muertos y miles de familias evacuadas de sus viviendas.

Uno de los puntos más afectados por el desastre natural es el departamento amazónico de Beni, al noreste del país; donde el incremento de los niveles de agua inundó casi por completo. La situación obligó a los habitantes de la zona a rescatar algunas pertenencias y refugiarse en los techos de sus viviendas.

“A la fecha son 44 mil 242 familias afectadas en 113 municipios (casi un tercio del país)” informó el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, desde la ciudad de Rurrenabaque; ubicada al noreste del país y uno de la más afectadas de Bolivia.

Dentro del informe presentado por las autoridades destaca el área de la agricultura; en donde se reportaron un total de 17 mil 500 hectáreas cultivadas de diversos rubros. Uno de los puntos donde el gobierno ha puesto atención especial fue la ciudad de Trinidad, capital de Beni, donde habitan casi 93 mil personas y se presenta amenaza de inundación.

La Federación de Ganaderos de Beni proyectó pérdidas de 21 mil millones de dólares por todo el ganado que perdieron producto de las intensas lluvias que han golpeado al departamento.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, indico que están a la espera de “un golpe de agua”; razón por la cual el gobierno trabaja en la adecuación de refugios transitorios para albergar a los afectados y evacuados de las zonas donde hay mayor afectación por las precipitaciones.

Pronósticos del Servicio de Meteorología boliviano señalan que el temporal de lluvias se extenderá hasta el mes de marzo. “Entre enero y febrero las lluvias han superado (las previsiones) en un 200 por ciento, en algunas localidades, y en otras hasta en un 500 por ciento” señaló la funcionaria del organismo, Cristina Chirinos.

Otros de los departamentos que se han visto afectados por la lluvias ha sido Cochabamba (centro), , Potosí (noroeste), Chiquisaca (sureste) y La Paz (oeste); donde se reportaron como pérdidas las plantaciones de yuca, banano, arroz y cítricos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.