• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En Holanda se decretó día de duelo. (Foto: Reuters)

En Holanda se decretó día de duelo. (Foto: Reuters)

Publicado 23 julio 2014

Un avión Hércules holandés y otro Boeing australiano con los restos de las víctimas del siniestro del avión comercial de Malaysia Airlines llegaron a la base aérea de Eindhoven, en el sur de Holanda.

Un avión Hércules holandés y otro Boeing australiano con los restos de las víctimas del siniestro del avión comercial de Malaysia Airlines llegaron a la base aérea de Eindhoven, en el sur de Holanda, procedente de Járkov, en Ucrania oriental.

El avión australiano, con 24 féretros a bordo, aterrizó a las 13:47 GMT y pocos minutos después lo hizo la aeronave militar neerlandesa, que ha transportado 50 cuerpos de los 298 fallecidos en la tragedia, según las imágenes retransmitidas en directo por la cadena holandesa de televisión NOS.

En Holanda se declaró un día de duelo nacional en homenaje a sus 193 ciudadanos fallecidos en la tragedia.

Seis días después de la catástrofe que dejó 298 muertos en una zona controlada por los separatistas prorrusos del este de Ucrania, numerosos cuerpos podrían seguir en el lugar donde cayó el avión, según el primer ministro australiano, Tony Abbott.

La zona en la que se estrelló el avión malasio estaba desierta el miércoles por la mañana, sin ningún socorrista ni guardia a la vista.

"Es muy posible que siga habiendo allí muchos cuerpos, al aire libre, bajo el sol en pleno verano europeo, sometidos a interferencias y a los estragos del calor y de los animales", estimó Abbot.

En Jarkov, una ciudad del este de Ucrania bajo control del gobierno de Kiev, se guardó un minuto de silencio en el aeropuerto desde donde salió el primer avión con los restos mortales de las víctimas, poco antes de mediodía (09H00 GMT).

Las cajas negras, entregadas a los investigadores holandeses, llegaron el miércoles a Gran Bretaña y fueron entregadas a expertos británicos para ser analizadas.

Holanda dirigirá la investigación internacional sobre las causa del siniestro, que ha provocado una ola de indignación en todo el mundo, aunque es poco probable que se pueda determinar el origen del misil que derribó el avión.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.