• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Activistas solicitaron a las entidades responsables proteger la vida de los defensores de derechos humanos en el Meta.

Activistas solicitaron a las entidades responsables proteger la vida de los defensores de derechos humanos en el Meta. | Foto: Contagio radio

Publicado 26 noviembre 2017

"Si paran el pozo Lorito, se mueren hijos de puta", le dijo uno de los atacantes a la lideresa Marlen Arévalo que rechaza la construcción de una nueva plataforma sobre ua reserva de agua dulce.

La lideresa social y defensora de los derechos humanos en Colombia, Marlen Arévalo, denunció que fue víctima de intimidaciones por parte de dos personas que la abordaron cuando salía de un juzgado en el municipio colombiano de Guamal.

Arévalo interpuso un incidente de desacato contra la empresa Ecopetrol y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) por incumplimientos a la sentencia de la Corte Constitucional y continuar la construcción del pozo Lorito sin permisos. 

Las personas que agredieron a la lideresa cubrían sus cabezas con cascos negros totalmente cerrados que impidieron identificarlos, uno de ellas dijo: "Si paran Lorito, se mueren hijos de puta". 

>> Asesinan a otro líder indígena en Colombia

El defensor de los derechos humanos y esposo de Marlen, edgar Cruz, manifestó que las amenazas son producto de la defensa del territorio en Guamal, donde quieren realizarse actividades de extracción petrolera en el pozo Lorito de Ecopetrol sin autorización.

"Nos enteramos que de llevaría a cabo un proyecto en la vereda Monte Cristo, en el municipio de Guamal, zona de recarga hídrica, Arévalo instauró una tutela que fue fallada en contra, la Corte Constitucional profirió una sentencia en donde dice que la ANLA es la última que tiene la palabra con respecto al proyecto ", afirmó Cruz. 

Los habitantes de la vereda denunciaron que hay maquinaria laborando en el territorio y que construyeron una nueva plataforma sobre una reserva de agua dulce sin los estudios y aprobaciones previas, por lo que Arévalo interpuso el incidente de desacato ante un juzgado en Guamal.

Los activistas solicitaron que se tomen medidas por parte de las entidades responsables para proteger la vida de los defensores de derechos humanos en el departamento colombiano del Meta y para vigilar el accionar de Ecopetrol y la ANLA. 
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.