Líderes demócratas prevén no asistir a discurso de Netanyahu | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel.

Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel. | Foto: Reuters

Publicado 6 febrero 2015

Representantes del partido demócrata como el vicepresidente de Estados Unidos, quien además es presidente del Senado, John Lewis, Earl Blumenauer, y George Kenneth Butterfield, no tienen previsto asistir al discurso que ofrecerá el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el próximo 3 de marzo en el Capitolio.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y otros líderes demócratas prevén no asistir al discurso que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dará en Washington ante una sesión plenaria del Congreso el 3 de marzo, mientras que el presidente de EE.UU., Barack Obama, consideró “inapropiado” reunirse con el político israelí.

Biden es también presidente del Senado y acude tradicionalmente a este tipo de sesiones para representar a la cámara alta, como la programada con Netanyahu. La oficina del vicepresidente explicó que "estará de viaje en el extranjero durante la sesión conjunta del Congreso" del 3 de marzo, a la que fue invitado el primer ministro.

Por otro lado, los representantes demócratas John Lewis, Earl Blumenauer, y George Kenneth Butterfield, confirmaron que no estarán presentes, mientras la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, advirtió que otros podrían integrarse a la negativa de asistir al discurso de Netanyahu.

En Contexto

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, propuso en enero a Netanyahu intervenir en una sesión plenaria en el Capitolio, propuesta que el primer ministro israelí aceptó, en claro desafío al presidente de EE.UU., Barack Obama.

Netanyahu ofrecerá un discurso ante el Congreso de EE.UU. el 3 de marzo, donde la oposición republicana controla las dos cámaras, y asistirá también a la conferencia anual de AIPAC, el principal grupo de presión proisraelí en Estados Unidos.

Obama dijo esta semana en un entrevista que sería "inapropiado" reunirse con el primer ministro porque su visita a Washington se producirá apenas dos semanas antes de las elecciones en Israel y la Casa Blanca “no quiere influir en los resultados de ese proceso”.

Las fricciones entre el primer ministro israelí y el Gobierno de Obama se afianzaron a raíz de la condena de la Casa Blanca al proyecto israelí de construcción de 450 nuevos asentamientos colonos en la Cisjordania ocupada, que calificó de "ilegales y contraproducentes" para alcanzar la paz. Además, por las conversaciones en materia nuclear que adelanta Estados Unidos con Irán.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.