• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los legisladores se centrarán en discutir y aprobar leyes secundarias. (Foto: Archivo)

    Los legisladores se centrarán en discutir y aprobar leyes secundarias. (Foto: Archivo)

Publicado 1 febrero 2014

El Congreso mexicano iniciará este sábado un nuevo período ordinario de sesiones el cual centrará sus discusiones en evaluar y aprobar las leyes secundarias de las reformas avaladas por el órgano representativo en 2013.

La Constitución mexicana prevé dos períodos ordinarios por año legislativo: del 1 de septiembre hasta el 15 de diciembre, o hasta el 31 de diciembre cuando asuma su cargo el titular del Ejecutivo federal; y del 1 de febrero hasta el 30 de abril.

Por lo tanto, los parlamentarios disponen de tres meses para avalar las leyes complementarias de las iniciativas constitucionales, así como para dar curso a 11 medidas propuestas por el Gobierno y que permanecen congeladas.

Para este sábado solo está prevista la inauguración del Segundo Periodo de Sesiones Ordinarias del Segundo Año de ejercicio de la LXII Legislatura, para la que están convocados 500 diputados y 128 senadores, quienes la semana próxima, por separado, darán inicio a sus trabajos.

Agenda legislativa

Previo al inicio del nuevo período, los grupos parlamentarios de cada partido expusieron cuáles serán sus prioridades para esta nueva etapa.

Para el gobernante Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México será primordial la aprobación de las leyes secundarias de reformas como la político-electoral, la de competencia económica, la de telecomunicaciones y la energética.

Según acordaron sus miembros, también buscarán impulsar la aprobación del Código Nacional de Procedimientos Penales.

En el caso del conservador Partido Acción Nacional (PAN), anunció que desea promover cuatro temas relacionados con economía, seguridad, combate a la pobreza y consolidación de la democracia.

Otro de los propósitos planteados por los panistas es oponerse a la reforma fiscal aprobada en 2013, de la cual señalaron tiene efectos negativos.

Al mismo tiempo, el Partido de la Revolución Democrática y otras formaciones de izquierda estarán enfocados en revertir la reforma energética, que consideran privatizadora y contraria a los intereses de la nación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.