• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los uniformados capturados habrían hecho parte de una red irregular de venta de información confidencial. (Foto: vanguardia.com)

Los uniformados capturados habrían hecho parte de una red irregular de venta de información confidencial. (Foto: vanguardia.com)

Publicado 5 octubre 2014

Este domingo fue legalizada la captura de tres uniformados del Ejército colombiano, luego de que el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía los detuviera por sus presuntos nexos con el hacker Andrés Sepúlveda y su participación en la central paralela de inteligencia denominada Andrómeda.

La captura el pasado viernes de tres suboficiales del Ejército colombiano involucrados en el caso de espionaje del hacker Andrés Sepulveda fue legalizada este domingo. Los detenidos responden a los nombres de: Luís Alberto Moreno Montes, Carlos Alberto Betancourt alias 'Bender', y el agente de inteligencia de la Dirección Nacional de Inteligencia Wilson Leonardo Torres Wilches, a quienes imputarán los delitos de cohecho impropio, espionaje y violación de datos personales.

A los implicados se les relaciona con el caso "Andrómeda", fachada de una central de inteligencia que espiaba a los negociadores de paz, que fue desmantelada en febrero. A partir de ello, el hacker Andrés Sepúlveda fue acusado de espiar las conversaciones de Santos, previo a su reelección.

De acuerdo con el ente investigador, los uniformados habrían hecho parte de una red irregular que adelantaba actividades de interceptación ilegal y venta de información confidencial.

Se espera que durante la tarde de este domingo se realice la audiencia de imputación de cargos y un juez determinará si dicta medida de aseguramiento contra los tres militares.

El hacker Sepúlveda ha manifestado en varias ocasiones que compró información reservada de las Fuerzas Militares y que además vendía dichos secretos a la campaña de Óscar Iván Zuluaga, para presuntamente afectar la campaña rival del hoy presidente Juan Manuel Santos.

El Gobierno colombiano ha denunciado en reiteradas ocasiones los asedios que reciben los diálogos de paz, que mantienen con representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) para poner fin al conflicto armado de más de medio siglo en ese país suramericano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.