• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Rusia, Vladimir Putin instó a los EE.UU. a presentar las pruebas del supuesto uso de armas químicas por parte del Gobierno de Siria. (Foto: Ria Novosti)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin instó a los EE.UU. a presentar las pruebas del supuesto uso de armas químicas por parte del Gobierno de Siria. (Foto: Ria Novosti)

Publicado 5 junio 2014

El reclamo argentino por su soberanía sobre las islas Malvinas fue repaldado por una larga lista de voces latinoamericanas a favor de que el diálogo sea reanudado por Reino Unido Luego que el canciller argentino Héctor Timerman defendió la iniciativa en el recinto.

Brasil leyó la iniciativa, y expresó su respaldo, que fue seguido en cadena, con argumentos similares, por los representantes de Nicaragua, Venezuela (en nombre de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA), Paraguay, Bolivia, México, Panamá, El Salvador, Chile, Surinam, Ecuador, Perú, Colombia, Guatemala, Honduras, República Dominicana, Guyana, Antigua y Barbuda y Uruguay. Canadá, en tanto, marcó su disidencia.

Como el canciller uruguayo, Luis Almagro, pidió el visto bueno "por aclamación", su par paraguayo, Eladio Loyzaga -que presidía la sesión- hizo votar el texto y anunció que había sido aprobado por unanimidad, aunque Canadá había anticipado su rechazo. Estados Unidos no habló.

El texto menciona que "en reiteradas oportunidades" el cuerpo declaró que la cuestión Malvinas "constituye un tema de permanente interés hemisférico" y cita que la incorporación del Reino Unido a la OEA como observador permanente "refleja principios y valores compartidos entre ese país y los Estados miembros de la Organización que permiten un mayor entendimiento mutuo".

Reseña también que Argentina y el Reino Unido mantienen "importantes vínculos comerciales, culturales y políticos, comparten valores comunes y desarrollan además una estrecha cooperación tanto bilateral como en los foros internacionales".

La declaración lamenta que pese a esos vínculos "no se ha podido aún reanudar las negociaciones tendientes a resolver la disputa de soberanía" y destaca "la voluntad del Gobierno argentino de continuar explorando todas las vías posibles para la solución pacifica de la controversia".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.