• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ollanta Humala no pudo inaugurar la obra y se fue en medios de insultos y una lluvia de arena y tierra.

Ollanta Humala no pudo inaugurar la obra y se fue en medios de insultos y una lluvia de arena y tierra. | Foto: EFE

Publicado 21 agosto 2015

El mandatario se proponía inaugurar obras en Áncash, pero al no escuchar las peticiones de ayuda del gobernador de esa región por los estragos del fenómeno “El Niño”, los ciudadanos lo atacaron.

Pobladores enfurecidos de Nuevo Chimbote, en la región de Áncash, centro-occidente de Perú, arrojaron tierra y piedras al presidente Ollanta Humala, quien llegó al centro poblado de Tangay para inaugurar una obra de saneamiento, con casi cinco horas de retraso.

Leer aquí: Perú: Popularidad de Humala es la más baja en todo su mandato

La ira de los ciudadanos se desató debido a que el presidente Humala no quiso dialogar con el gobernador regional de Áncash, Waldo Ríos, quien se acercó al estrado para pedir ayuda en torno al fenómeno climático El Niño.

Humala apenas habló cinco minutos; sin dejar que subiera al estrado Waldo Ríos.  El presidente optó por no inaugurar la obra y se retiró del lugar en una camioneta oficial y sin conversar con la autoridad regional.

No deje de leer: Perú: Humala ratifica estado de emergencia en el sur del país

La seguridad trató de proteger a Humala, quien se fue en medios de insultos y una lluvia de arena y tierra.

DATO
Humala Tasso llegó a Nuevo Chimbote para la inauguración de las obras de mejoramiento del sistema de agua potable y desagüe y construcción del reservorio VIII-B de la Habilitación Urbana Progresiva “Nicolás Garatea”; sin embargo, ni siquiera pudo develar la placa conmemorativa.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.