• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Monseñor Romero dejó un legado de amor y valentía.

Monseñor Romero dejó un legado de amor y valentía. | Foto: EFE

Publicado 5 agosto 2015

Monseñor Óscar Arnulfo Romero fue proclamado beato el pasado 23 de mayo. Este premio también es un reconocimiento a su intachable trayectoria. 

Este martes se anunció en Honduras la creación del Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos "Óscar Arnulfo Romero", informó la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). El reconocimiento será dirigido a instituciones educativas. 

TeleSUR
“En nombre de Dios y de este pueblo sufrido... les pido, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, cese la represión”.
 

Con el certamen se busca reconocer el arduo trabajo de diferentes organizaciones que participan en la defensa y promoción de los derechos humanos por medio de la educación, así lo informó el secretario general de la OEI, Paulo Speller

​"Este premio también es un reconocimiento al arzobispo de El Salvador Óscar Arnulfo Romero, declarado mártir y beato en mayo pasado", dijo Speller.

El llamado para la primera edición está abierto hasta el próximo 9 de octubre. La institución que gane obtendrá un premio de 20 mil dólares, que será entregado por Speller el próximo diciembre en Perú, donde se celebrará el Seminario Internacional sobre Educación en Derechos Humanos

En la creación del galardón también participan el Instituto Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos y la Fundación SM, de la editorial española que lleva el mismo nombre. 

Dato: La OEI es un organización internacional de carácter gubernamental, orientado a la cooperación entre los países iberoamericanos en esas áreas y en el marco del desarrollo integral y la integración regional.

Acerca de Monseñor Romero:
Nació en una familia humilde de El Salvador el 15 de agosto 1917, en Ciudad Barrios departamento de San Miguel (este). Fue el segundo de ocho hermanos, hijo de Santos y Guadalupe. Fue un incansable luchador de los derechos humanos, abría las puertas de la Iglesia a los campesinos desplazados.
Realizó denuncias de la violencia militar y fue asesinado en marzo de 1980 para callar su voz en pro de esta lucha. Fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942 a la edad de 24 años.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.