• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los kurdos han resistido los ataques del EI en Kobano. (Foto:EFE)

    Los kurdos han resistido los ataques del EI en Kobano. (Foto:EFE)

Publicado 8 octubre 2014

La represión policial agudizó la agresión entre grupos políticos en el sur que están en contra del avance del EI en Kobane, lo cual provocó detenciones masivas y dejó 18 fallecidos, entre ellos, un joven de 17 años, luego de que una granada explotara en su cabeza.

Unas 18 personas murieron y otras resultaron heridas durante la ola de protestas realizadas en ciudades kurdas en el sureste de Turquía para exigir al Gobierno de ese país que ayude a frenar el avance del autodenominado Estado Islámico en la fronteriza ciudad siria de Kobane.

El pueblo y muchos seguidores del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en kurdo), que defiende junto a las milicias kurdas a la ciudad de Kobane de los ataques del autodenominado EI, salieron a las calles a manifestar su respaldo y a exigir a Turquía acciones concretas contra el grupo, fueron reprimidos por la fuerza policial del Estado.

Los manifestantes kurdos no dejaron su lucha, pese a que la policía turca respondió con grandes cantidades de gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma. Entre las 18 víctimas, un joven de 17 años murió en la ciudad de Varto, luego de que una granada de gas lacrimógeno le golpeara en la cabeza, informaron los medios locales. 

El Gobierno declaró el toque de queda en varios estados y al menos en seis provincias del país, incluida la ciudad de Diyarbakir, donde el Ejército se desplegó para evitar las manifestaciones del PKK, al que acusan de terrorismo, cuando sus reclamos se reducen al reconocimiento de derechos políticos y sociales, así como a una mayor autonomía kurda.

Los kurdos radicados en la frontera con Siria, han huido del asedio del autodeminado EI, por lo que Naciones Unidas destacó la resistencia que ha mostrado el pueblo kurdo y exhortó a la comunidad internacional a evitar que la localidad de Kobane caiga en poder del grupo terrorista.

Las milicias kurdas en Kobane (Siria) han puesto resistencia al avance del autodenominado Estado Islámico que pretende crear un corredor en Siria que tiene como objetivo final el derrocamiento del presidente Bashar Al Assad.

 En contexto

Kobane es una ciudad siria habitada mayoritariamente por población kurda. La ciudad se gobierna por el método de la autogestión. Los kurdos son un pueblo que habita los actuales Estados de Siria, Irak, Turquía e Irán.

El pueblo kurdo mantiene una lucha histórica por lograr un Estado independiente, a lo que se ha opuesto el gobierno turco, las potencias occidentales e Israel.

Hasta la fecha los bombardeos de los aviones estadounidenses y de sus aliados en la región han resultado ineficaces para detener la ofensiva del Estado Islámico, estimó dirigente kurdo Anwar Muslim, quien se encuentra en la ciudad. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.