• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Juicios de lesa humanidad: dilación, prisiones domiciliarias y excarcelaciones
Publicado 24 marzo 2016

Estadísticas del Centro de Estudios Legales y Sociales indican que de las 2 mil 332 personas acusadas por delitos de lesa humanidad, mil 200 están libres

En entrevista con La Nación, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj dijo: “No hay posibilidad de que se detengan los juicios a los militares”. Y con ese título se publicó la entrevista. Pero en la misma nota hay otra declaración importante. “¿Usted, en lo personal, piensa que los mayores de 70 deben ir a prisión domiciliaria?” y Avruj, sin titubear, responde: “Yo considero que sí, porque tiene que ver esto con un respeto al derecho y a la justicia”.

El escenario insinuado por Avruj podría sugerir que todos los condenados y procesados se encuentran cumpliendo prisión efectiva. Sin embargo, la realidad es muy distinta. Las estadísticas del Centro de Estudios Legales y Sociales, dicen que de las 2 mil 332 personas acusadas por delitos de lesa humanidad, mil 200 están libres. Y que de los 615 condenados, 193 tienen arresto domiciliario y otras 111 esperan en libertad que la sentencia quede firme. Sólo 293 están hoy en prisión común y efectiva.

La Plata: pasar las fiestas en casa

A fines de diciembre los jueces Pedro David, Alejandro Slokar y Angela Ledesma, integrantes de la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal, resolvieron dejar sin efecto la revocación de las detenciones domiciliarias que había dictado el tribunal de primera instancia.

“Acá en La Plata no se daban domiciliarias -explicó Lucía García Itzigsohn de H.I.J.O.S. La Plata a Notas- el tribunal siempre ordenó la prisión efectiva. No tengo registro de que haya sucedido antes”. Pero Casación permitió que Jorge Alberto Errecaborde, José Casimiro Fernández Carró, Antonio Vañek, Juan Carlos Herzberg, Luis Rocca y Carlos Ramón Schaller pudieran cumplir sus condenas en la casa.

La Cámara no tuvo en cuenta los antecedentes. Herzberg, por ejemplo, tiene tres condenas. Una a diez años por la apropiación de una niña, otra de 12 años, por su participación en el secuestro de tres militantes y su actuación en el CCD La Cacha y una tercera que llegó en octubre del año pasado de 25 años por los delitos cometidos contra 41 víctimas.

Pero eso no es todo, en noviembre del 2014 un allanamiento encontró en la casa de Herzberg armas y municiones (hecho que, de por sí, viola las condiciones de la prisión domiciliaria). El ex marino tenía 11 armas de fuego, entre ellas pistolas Smith & Weson, Beretta, Browning, rifles Winchester y hasta un fusil Máuser. Más municiones calibre 12, 16, 22 y 44. Su licencia como portador, informó el Registro Nacional de Armas, había vencido en 2009.

La Plata: otras tres domiciliarias durante la feria

El 9 de febrero, en plena feria judicial, la Cámara de Casación integrada por la jueza Ángela Ledesma y los subrogantes Roberto Boico y Norberto Fontini, beneficiaron a otros tres represores.

Fue el turno de Horacio Elizardo Luján que recibió ya dos condenas a perpetua y era jefe de la unidad regional de la Policía Bonaerense en La Plata en 1976 y formó parte de la patota que secuestró a Diana Teruggi, madre de Clara Anahí. También fueron beneficiados Ricardo Von Kyaw, quien estuvo prófugo durante cuatro años y fue capturado en Panamá y Alfredo Boan, integrante de la Brigada de Investigaciones de San Justo.

En febrero, Lucía García Itzigsohn había explicado: “La prisión domiciliaria entendemos que es valiosa para mujeres madres de menores de cinco años o embarazadas, pero no para genocidas que fueron torturadores, violadores y que nunca rompieron el pacto de silencio para aportar información sobre nuestros hermanos desaparecidos”.

Mar del Plata: domiciliaria para uno de los responsables de La noche de los lápices

El 9 de febrero el juez Federal de La Plata, Ernesto Kreplak, le otorgó la prisión domiciliaria a Juan Miguel Wolk. En un comunicado de repudio, las Abuelas de Plaza de Mayo informaron que “Wolk es uno de los responsables de la desaparición de los jóvenes estudiantes secundarios de la Noche de los lápices. Su tarea fue torturar a más de 300 personas, entre ellas 24 embarazadas, para luego apropiarse de sus niños, delito por el que también se encuentra imputado”.

El periodista Federico Desantolo, que sigue las causas por delitos de lesa humanidad en Mar del Plata, explicó a Notas que la Justicia “hasta que no haya sentencia firme suele otorgar la domiciliaria. Hace un mes, por ejemplo, terminó un juicio a 12 represores del CCD Base Naval y en su mayoría están en domiciliara hasta que la sentencia se confirme. Entre ellos Alfredo Manuel Arrillaga quien tiene cuatro condenas a prisión perpetua y sigue esperando en su casa”.

Los antecedentes de Wolk para escapar de la Justicia son graves. Durante los conocidos como Juicios por la Verdad, el abogado del ex comisario presentó un acta de defunción y durante 20 años se lo consideró muerto. Fue descubierto cuando su hija tramitaba el pago de la jubilación.

La Pampa: cinco represores esperan el Juicio en su casa

En La Pampa el Tribunal Oral Federal (TOF) compuesto por Marcos Aguerrido y los subrogantes Orlando Coscia (de Neuquén) y Alejandro Silva (de Río Negro), otorgó prisión domiciliaria a cinco represores procesados por 240 casos de secuestros, torturas y asesinatos.

La causa Sub-Zona 14 II tiene 18 imputados, algunos de ellos ya esperaban el juicio oral bajo el régimen de domiciliaria y otros, condenados en la Causa Sub-Zona 14 I continúan presos en Colonia Penal 4. El TOF decidió que Luis Lucero, Miguel Ochoa, Oscar “Miseria” López, Jorge Quinteros y Orlando Pérez fueran excarcelados bajo el argumento de que se encuentran vencidos los plazos de la prisiones preventivas

Entre Ríos: dilación y libertad para tres genocidas

La causa Área Paraná tuvo sentencia el 23 de diciembre pasado después de 11 años. Había iniciado con siete imputados y tramitaba bajo el viejo código procesal. El juez federal Leandro Ríos impuso penas muy por debajo de lo que pidió la fiscalía. Esto permitió que tres represores quedaran en libertad por considerar que tenían las “condenas cumplidas”.

Integrantes de H.I.J.O.S. Paraná explicaron a Notas que “durante estos 11 años los imputados presentaron un sinfín de recursos y chicanas dilatorias a las que Ríos dio lugar o concedió que pasaran a instancias superiores. El juez habilitó la dilación”.

Los tres represores que quedaron en libertad son Rosa Bidinost (condena de 6 años), Alberto Rivas (condena de 6 años) y Oscar Obaid (condena de 3 años). Tanto Rivas como Bidinost están imputados en la cusa Área Paraná II que investiga delitos contra otras 22 víctimas.

“El juez Ríos -explicaron desde H.I.J.O.S.- ya tuvo que revertir una decisión. En una causa por robos de bebés la Cámara revocó la falta de mérito que le había dictado Ríos a tres médicos. La sentencia de Área Paraná está apelada y tenemos esperanza”.

La voluntad política quebrada

Las declaraciones de Avruj, la decisión de revocar una decisión de Estado para que los represores no se atiendan en los hospitales militares después de las dos fugas del Hospital Militar Central en 2013, la disparidad de criterios en la justicia federal, las concesiones a las estrategias dilatorias de los abogados defensores y el respaldo de la Corte Suprema que en 2014 respaldó la prisión domiciliaria a Roque Pappalardo ponen en duda si existe la voluntad política para avanzar en los 370 causas que todavía no tienen sentencia.

Artículo tomado de: http://notas.org.ar/2016/03/24/juicios-lesa-humanidad-dilacion-prision-domiciliarias-excarcelaciones/


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.