• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El juez Renato Borelli rechazó la entrada en vigor de la medida y aseguró que debió cumplir un plazo de 90 días.

El juez Renato Borelli rechazó la entrada en vigor de la medida y aseguró que debió cumplir un plazo de 90 días. | Foto: Reuters

Publicado 25 julio 2017

El magistrado suspendió de forma cautelar la medida de Temer, que aumenta los impuestos sobre la gasolina, el diésel y el etanol, la elevación de las cuotas del PIS y de la Cofins sobre los combustibles.

Un juez federal suspendió este martes de forma cautelar el aumento de los impuestos sobre los combustibles, decretado la semana pasada por el presidente de facto de Brasil, Michel Temer.

"Es obvio que el Estado necesita ingresos para desarrollar las actividades relacionadas con el bien común de la colectividad; sin embargo, para desempeñar tal actividad el Estado debe respetar y estar atento a las reglas relacionadas con los derechos fundamentales establecidos en el texto constitucional", señaló en su dictamen el juez Renato Borelli.

El magistrado consideró que el Estado debió realizar el aumento mediante una ley federal y no a través de un decreto ejecutivo, y citó entre las diversas irregularidades cometidas el no cumplimiento del plazo de 90 días para que una medida de esa naturaleza entre en vigor, lo que en este caso ocurrió de forma inmediata.

La Abogacía General del Estado anunció que apelará esa decisión, la cual sin embargo suspende temporalmente el alza de los impuestos, que ha tenido un impacto de cerca del 10 por ciento en los precios de los combustibles.

El pasado jueves Temer anunció el aumento de impuestos sobre la gasolina, el diésel y el etanol, la elevación de las cuotas del Programa de Integración Social (PIS) y de la Contribución para el Financiamiento de la Seguridad Social (Cofins) sobre la gasolina, según para recaudar unos 10.400 millones de reales (3.300 millones de dólares) adicionales a la renta de 2017.

>> Rousseff critica aumento de impuestos de gasolina de Temer

Temer espera limitar los gastos públicos en 139.000 millones de reales en 2017 (44.000 millones de dólares), lo que equivale al 2,0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). 

La decisión despertó las quejas de usuarios y de empresarios, como la Federación de las Industrias del Estado de São Paulo (Fiesp), que hasta los momentos apoyaba las medidas políticas de Temer, y esta vez rechazó el aumento del combustible al asegurar que no resolvería la crisis, sino por el contrario, la va agravar.

El Gobierno justificó la medida para aumentar la recaudación, que es menor de lo esperado debido a la lenta recuperación económica del país suramericano.

Medios locales aseguran que la gasolina está siendo vendida a más de 4 reales el litro, lo que significa el mayor aumento en 13 años. 

>> Temer recorta gastos y aumenta impuestos, en medio de acusación de compra de votos


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.